Río Negro repartió 15.000 tarjetas para la compra de alimentos

Corresponden al programa Incluir-Palna Nacional de Seguridad Alimentaria. A futuro habrá otro plan para materiales de construcción.



1
#

2
#

El programa está destinado a la compra de alimentos. (Fotos: Marcelo Ochoa))

Ayuda Social

Río Negro ya repartió 15.000 tarjetas para comprar alimentos, en reemplazo de los tickets, mientras prepara la emisión de otros plásticos por 170 millones de pesos para adquirir materiales de construcción y un nuevo programa “integral”, que incluirá la extracción de efectivo de los cajeros automáticos.

Desde la semana pasada, Desarrollo Social comenzó la asignación de beneficios con tarjetas, de banda magnética o un microchip, las cuales, permiten debitar montos de una cuenta asignada al beneficiario, con el uso de los posnets de los comercios. Su puesta en marcha se inició con inconvenientes en la Línea Sur ya que los negocios todavía no podían utilizarlas.

Ayer, el ministro Fabian Galli aseguró a DeViedma que ese problema se circunscribía a Jacobacci y que “quedará resuelto en los próximos días”, argumentando demoras en la implementación del sistema por parte del proveedor del servicio.

Así, con un acuerdo con Cabal, esa cartera social lanzó tarjetas para asistir a 15.000 familias, dentro del programa Incluir-Plan Nacional de Seguridad Alimentaria. Cada acreditación mensual equivale a 390 pesos, pero esta primera carga estatal llegaron a 780 pesos, pues se depositaron dos meses, aclaró Galli.

En principio, el desembolso mensual suma 5,85 millones. El aporte nacional ronda el 20% del total -que se origina en una asignación de 112 pesos para 10.000 beneficiarios- mientras que el resto se completa con fondos provinciales.

Hasta agosto, estas ayudas alimentarias se otorgaban con vales pero el “único proveedor” de ese servicio se retiro entonces la provincia aceleró su traspaso a las tarjetas magnéticas. Desarrollo Social argumentó urgencia y recurrió a una contratación directa con Cabal para la emisión y distribución por 12 meses, con una afectación de 15,3 millones de futuras acreditaciones.

Simultáneamente, ese Ministerio tramita licitaciones por la emisión de tarjetas de otros dos programas. El primero está relacionado con el conocido Hábitat para materiales de construcción, y el segundo se prevé para el reciente plan “Río Negro Presente”, creado como “respuesta integral y exclusivamente provincial frente a las emergencias”.

Ambos proyectan contratos por dos años y sus emisiones totalizarían 170 millones. Se estiman para el Plan Hábitat” un mínimo de 1.250 y un máximo de 6.000 tarjetas, sumando entre 30 millones a 70 millones. En cambio, la licitación del Río Negro Presente proyecta un mímimo de emisiones de 40 millones y un máximo de 100 millones. Estas tarjetas permitirán “comprar alimentos y/o materiales de la construcción”, como también, “estarán autorizadas para la extracción de dinero de los cajeros”.

La licitación de Hábitat se prevé sin costo pero, en el caso, del Río Negro Presente se estima en 300 mil pesos, arrojando un total de esa pretendida operación de 100,3 millones. Para este programa “integral”, Desarrollo Social ya realizó una contratación directa con Cabal por 5 millones para su inmediata puesta en marcha.

El Habitat permite “la adquisición de materiales de construcción en los comercios adheridos con el fin de mejorar su condición del hábitat social”. Esta implementación de la tarjeta -afirman en Desarrollo Social- surge como alternativa para mejorar la prestación y dar una mayor autonomía para que el titular pueda llevar adelante las mejoras en su vivienda”.

“Río Negro Presente”

El gobierno rionegrino creó este año un programa de ayuda integral, que se implementarán con tarjetas de débitos y permitirán extracción de dinero, además de compras de alimentos y materiales.

La acreditación prevista por la provincia totalizará 100 millones en dos años, según la emisión programada en la licitación convocada.

El programa, denominado “Río Negro Presente”, no tiene aún resueltos montos, ni sus beneficiarios. Las autoridades de la cartera social enfatizan que las ayudas estarán orientadas a las “emergencias” entonces su implementación no tendrá -necesariamente- regularidad, como ocurre con las asignaciones mensuales del plan alimentario Incluir.

Al crearse, Desarrollo Social justificó su instrumentación como “garantía de una solución pronta y efectiva a las diversas problemáticas sociales, urgentes, que atraviesan las familias en situación de vulnerabilidad social de Río Negro”.

Ese programa introduce la “extracción de dinero mediante la red de cajeros automáticos”, cuya “utilidad se fundamenta inicialmente en casos excepcionales donde el titular de derecho no cuente con la opción de comercios habilitados con el sistema de compra por tarjeta (postnet/teléfono) dando independencia por medio del dinero en efectivo para realizar la compra y así solucionar su necesidad social”.

DeViedma


Temas

Viedma

Comentarios


Río Negro repartió 15.000 tarjetas para la compra de alimentos