Río Negro reservó bonos federales, pero duda del uso

La provincia adhirió a la propuesta de Cavallo. Podrá recibir de 20 a 30 millones. Economía dice que -por ahora- no serán usados. Pero los bonos se destinarían para pagar a proveedores.



VIEDMA (AV).- Río Negro se inscribió para recibir bonos federales por 20 a 30 millones, con un plazo de vencimiento de cinco años.

El ministro José Luis Rodríguez admitió ese trámite pero lo definió sólo como “una reserva” porque la provincia no tiene previsto utilizar esos títulos federales.

En realidad, Rodríguez confía aún en otros apoyos financieros desde Nación. Aún así, la provincia no desestimó la utilización de esos títulos, que se destinaría finalmente para cumplir con deudas con proveedores.

Mientras tanto, el subsecretario de Financiamiento, Ricardo Gutierrez reconoció que la semana pasada se concretó la adhesión de Río Negro para operar con Letras de Cancelación de Obligaciones Provinciales (LECOP).

Estos títulos tienen un plazo de vencimiento de cinco años y no devengarán intereses.

Rodríguez -que el viernes regresó a Viedma desde Capital Federal- calificó esa inscripción como una reserva.

El ministro cuestiona que la Nación establezca para esos bonos una garantía y retención directa de la coparticipación provincial. Aún esa observación, el funcionario entendió que la provincia efectúo la reserva ya que las condiciones generales pueden variar y entonces sí optar por su utilización.

Cada provincia podrá recibir hasta una masa salarial mensual. Los técnicos rionegrinos solicitaron precisión a Economía si se comprende el desembolso neto y total de los salarios, estimándose un cupo de LECOP de 20 a 30 millones.

La inscripción de Río Negro se incorpora a once provincias anotadas: Córdoba, Neuquén, La Rioja, Chubut, Misiones, San Juan, Jujuy, Entre Ríos, Buenos Aires, Formosa y Corrientes. Estos bonos -según la norma nacional- podrán utilizarse para sueldos, jubilaciones y proveedores mientras la Nación ofrece recibirlos para pagar impuestos federales.

Propuesta nacional

La cartera de Domingo Cavallo pretende reemplazar -en parte- el compromiso del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial con la cesión de estos nuevos títulos. Así, las provincias podrán recibir un instrumento de financiamiento de Nación.

La emisión de los bonos LECOP no podrá exceder los 1.000 millones de pesos, con un plazo de 5 años y no devengarán intereses. Pero, las provincias cederán garantías de su coparticipación a la Nación. Esta condición es la que cuestiona el ministro Rodríguez porque limita aún más la posibilidad de maniobra financiera de Río Negro.

El pasado lunes, Economía preveía el cierre de presentaciones para adherir a la recepción de los bonos federales. Luego, prorrogó ese plazo por otros 30 días y Río Negro formalizó su reserva. El último viernes, Rodríguez reconoció la adhesión pero advirtió a “Río Negro” que la provincia no tiene pensado utilizar ese mecanismo. Esos dichos coinciden con fuentes nacionales que reconocieron que algunas provincias se anotaron para “no quedar afuera y cubrirse frente a posibles dificultades en los próximos meses”.

En ese análisis, la incertidumbre financiera rionegrina derivó que el gobierno de Pablo Verani reservara su porción de los bonos federales. Economía sigue reclamando recibir las transferencias del Fondo Fiduciario pero también hay conciencia de las dificultades y la oposición de Cavallo para facilitar ese instrumento. Por eso, nadie descarta que los LECOP pueden utilizarse para cancelar compromisos y, entre las alternativas, la opción más viable señala a las obligaciones con los proveedores.

No muchas alternativas

Economía reservó los títulos pero aún se resiste a retirarlo porque confía en su negociación con Nación. Por ahora, la cartera de Domingo Cavallo niega el reconocimiento de la segunda parte del Fondo Fiduciario y desestima los 70 millones que preveía Río Negro para cancelar los vencimientos de capital.

Rodríguez no está resignado y tiene expectativa de obtener algún instrumento de financiamiento. Por eso, el ministro relativiza la reserva y no quiere hablar de los bonos federales, mostrándose reacio a la opción financiera que Cavallo ofrece a las provincias.

Al margen de esos dichos, Río Negro se admite que ese instrumento podrá servir para pagar a proveedores, que ya acumularía deuda a consolidar por más de 60 millones. En algún momento, Economía llegó a pensar con destinar los LECOP a los aguinaldos de los agentes públicos. Pero, finalmente, se optó por títulos propios para pagar esos compromisos: esta semana se elevó el proyecto para emitir 70 millones de bonos Río I, Clase 4, a cuatro años. (AV)


Comentarios


Río Negro reservó bonos federales, pero duda del uso