Río Negro tiene 999 pozos de petróleo en producción 

Según un informe elaborado por el Departamento Provincial de Aguas (DPA), el 95 por ciento de los pozos cumple con las exigencias en el tratamiento de sus efluentes. El organismo rionegrino es el que controla que se cumpla con la protección de las aguas, tanto superficiales como subterráneas. Destaca la fuerte caída de la utilización de piletas a cielo abierto. De 1.600 que existían en 1993 quedaron 195. Durante 1999 se realizaron más de 250 inspecciones. mmmmmmmm



VIEDMA (AV).- Río Negro registra 999 pozos petroleros en producción. Un informe del Departamento Provincial de Aguas aseguró que el 95 por ciento cumplen con todas las exigencias en el tratamiento de sus efluentes. Además, estimó que las petroleras invirtieron en la última década más de 138 millones para alcanzar ese objetivo ambientalista.

El control del DPA está centrado en la “protección ecológica para prevenir y resolver problemas ambientales, relacionados directamente con el agua, tanto superficiales como subterráneas”.

Según el informe, en la provincia “existen 24 yacimientos petroleros que controla permanentemente el Departamento Provincial de Aguas con el propósito de fiscalizar la actividad petrolera y establecer un seguimiento de los cronogramas de acción y obras Las inversiones de la última década rondan los 138 millones de pesos, que se centraron en la eliminación de las piletas a cielo abierto que se usaban para depositar los efluentes, lo cual, se reemplazó con su inyección en profundidad. En la evaluación, el DPA entendió que el 95 por ciento de las petroleras cumplen totalmente con la normativa vigente mientras que el resto “trabaja en la elaboración de proyectos o construye obras necesarias para un mejor tratamiento de la descarga”.

Resaltó que “el 99,5 por ciento cumplió con la principal inversión: la inyección en profundidad del efluente”.

Por su parte, los números aportados por el DPA revelan importantes caídas en la existencia de piletas a cielo abierto, a partir de 1993. Esas descargas sumaban por entonces casi 1.600 piletas -unas 50 hectáreas- y actualmente se redujo a unas 195, es decir, cayó al 12 por ciento. Mientras tanto, el caudal inyectado representa el 99,5 por ciento y, en cambio, en 1994 sólo equivalía al 29 por ciento.

El organismo rionegrino explicó que se “trata de corregir y prevenir problemas de contaminación provocados por las industrias petroleras y sus distintas etapas de desarrollo. Por eso, se aplican medidas para garantizar una adecuada utilización de los recursos hídricos provinciales, otorgando especial atención a las acciones preventivas, estableciendo condiciones de funcionamiento de las plantas de tratamiento y los mecanismos que se garanticen fehacientemente la desconexión hidráulica con fuentes de agua superficial y subterránea”.

También, se advierte que se establecen mecanismos sancionatorios pero no hay precisión si se aplicaron últimamente aunque se informó que durante 1999 se registraron más de 250 inspecciones sobre los 24 yacimientos existentes en Río Negro.

Adiós a los piletones

Finalmente, el DPA recuerda que se cambiaron las formas de operación de pozos (uso de containers o piletas impermeabilizadas cerradas al finalizar) y, también, “el sistema de disposición de aguas de producción. Se cerraron piletas de baterías y plantas. Las piletas que aún quedaban abiertas corresponden a pulmones para emergencias de instalaciones y están debidamente aprobadas por la Autoridad de Aplicación”. Además, se inyecta en profundidad (formaciones productivas para recuperación secundaria o a pozo sumidero). 

Inversiones de las petroleras

El Departamento Provincial de Aguas (DPA) estimó que las compañías petroleras invirtieron en la última década más de 138 millones de pesos, destinados “fundamentalmente al cierre de los piletones a cielo abierto donde se depositaban los restos del efluente”.

De allí a que los mayores costos corresponden a obras de inyección, con casi 90 millones, se informó.

El resto de las inversiones -siempre según el estudio del DPA- pertenecen a “cambios de cañerías” (31,9 millones), “estudios varios” (28,4 millones) y “limpieza de yacimientos” (13,7 millones).

La empresa Pérez Companc Sociedad Anónima -con 250 pozos en producción- lidera el ranking de inversiones, con 42,2 millones de pesos.

Le sigue YPF SA, con 395 pozos y 35,8 millones, y la Petrolera Pérez Companc SA, con 210 pozos y 32,5 millones.

Los tres grupos suman 855 de los 999 pozos registrados por el organismo provincial, es decir, el 85 por ciento. (AV)

La mayoría para tres grupos

Tres grupos concentran el 85 por ciento de los 999 pozos petroleros productores de Río Negro.

El liderazgo lo encabeza YPF SA porque registra 395 pozos, entre los yacimientos Señal Picada, El Medanito, Punta Barda, Bajo del Piche, Bajo del Piche Oeste, Barranca de los Loros y Barranca Loros Norte.

Pérez Companc SA dispone de 250 pozos productores, distribuidos en Catriel Oeste, 25 de Mayo-Medanito SE, Río Neuquén y Tapera Avendaño.

Además, Petrolera Pérez Companc SA -con Entre Lomas- dispone de 210 pozos.

Los restantes 144 pozos se distribuyen entre otras siete empresas petroleras.

El listado se completa con UTE PSA SA-Necon SA (Centro Este-Meseta Alta y 33 pozos),

Tecpetrol SA (Agua Salada y 29 pozos) Petrolera Argentina San Jorge SA (Loma Negra y 24 pozos), Alberta Energy Company SA (Río Negro Norte I y 21 pozos), Pionner Sociedad Anónima (Lago Pellegrini y Fernández Oro, con 20 pozos), Union Pacific Resources SA (El Santiagueño y 15 pozos), y UTE Comahue (General Roca y 2 pozos).

(AV)


Comentarios


Río Negro tiene 999 pozos de petróleo en producción