Río Negro tiene temas pendientes con el futuro gobierno

El sector frutícola, el mercado ganadero, las obras públicas y el desendeudamiento provincial son los puntos centrales.



#

Weretilneck agendó temas para tratar con el futuro gobierno nacional. (Foto: Archivo)

Elecciones 2015

Río Negro almacena urgencias para el nuevo gobierno nacional. Encabeza la pretensión de ciertas respuestas al sector frutícola y de la unificación del mercado ganadero, seguido por precisiones en las ejecuciones de 3.800 viviendas y del programa de desendeudamiento público.

Ayer, el gobernador Alberto Weretilneck preveía una comunicación telefónica con el presidente electo, Mauricio Macri. Hasta anoche, ese contacto no pudo confirmarse aunque sería un diálogo de felicitación. Ya habrá ocasión para los requerimientos.

El mandatario está preocupado por la proximidad de la nueva temporada frutícola y la continúa precariedad de su sistema. Advertía, con uno u otro presidente, la dificultad que Nación concrete medidas con efecto inmediato y modifique el actual proceso antes de la próxima cosecha. Igual, intentará la atención nacional.

Otra inquietud por la economía regional está en la ganadería y la industria frigorífica. Para eso, hay un reiterado pedido para la “inmediata unificación comercial”, que permita el pleno movimiento de ganado y carnes hacia el sur patagónico, actualmente limitado. Obviamente, siempre manteniendo la restricción de ingreso desde el norte del río Colorado. El ministro de Agricultura Marcelo Martín recordó aquel objetivo rionegrino y estimó su concreción para diciembre, a partir de compromisos de su par nacional, Carlos Casamiquela.

En cambio, el cuidado para la actividad turística está ligada a una resolución superior, como es la política del tipo de cambio. Igualmente, está pendiente la aplicación de la baja del combustible, cuya ley fue recientemente sancionada.

En lo público, Weretilneck se detendrá -seguramente- en la ejecución de las obras nacionales en Río Negro, cuyo nivel de actividad descendió en el último tiempo por la caída del presupuesto de Vialidad. Aún así, su inquietud se concentra en los planes de viviendas, otorgados por la Nación a los municipios. Son más de 3.800 unidades, incluyendo a unas 1.800 viviendas en construcción y otras 2.000 con contratos firmados o en proceso de adjudicación. Las empresas están movilizadas por los desfasajes de los valores entonces cualquier desaceleración o desfinanciamiento impactaría en la ocupación en la actividad.

La cuestión financiera también figura en el listado. Durante años, Río Negro -conjuntamente con otras provincias- ha gozado del plan de Desendeudamiento, prorrogando las cancelaciones de su deuda con la Nación. En el 2016, esas obligaciones rondaría entre 400 y 500 millones, por lo cual, la continuidad del esquema libraría de esos pagos al Estado provincial. Ese monto no condiciona demasiado, pero su postergación sería una buena noticia.

También, Economía, a cargo aún de Alejandro Palmieri, persiste con resoluciones pendientes de Anses y AFIP para la definitiva implementación de las jubilaciones de agentes en condiciones de retirarse.

DeViedma


Temas

Viedma

Comentarios


Río Negro tiene temas pendientes con el futuro gobierno