RIO SUELTO: Hielitos y talismanes

por JUAN MOCCIARO

Lo más visto



El mensaje en una bandera tenía un único e inequívoco destinatario: Ricardo La Volpe, amigo de las cábalas y cierta brujería. Como con Alfio Basile hace un año, La Bombonera volvió a hablar.

Y al igual que con el Coco, lo hizo para mostrar su enojo con un entrenador.

Cuando Julio Grondona le ofreció el buzo de la selección a Basile y éste lo aceptó, en Boca se apagó la luz. Y cuando se volvió a encender, Basile seguía allí. ¿Que ocurrió? Mauricio Macri tomó una decisión que ya parecía equívoca en aquel momento (fue dicho en su momento en esta columna) y que se confirma por estos días.

El presidente de Boca, que pretendía retener a Basile hasta fin de año, sólo pudo retenerlo hasta el 16 de septiembre. El Coco ganó la Recopa y se fue al predio de Ezeiza.

¿Entonces? Se decidió la contratación de un nuevo entrenador para que debutará tres días después de la consagración ante San Pablo.

La encrucijada del ex DT de la selección de México es que todo lo malo de Boca será por sus decisiones tácticas (a veces demasiadas) y todo lo bueno, por la herencia de Basile.

Lo mejor era un interinato hasta fin de año y nuevo entrenador en 2007. Pero no. Macri extendió el idilio con Basile y le entregó a La Volpe un equipo y una afición demasiado dulce.

Por ahora transita el camino del Basile de los primeros días, con banderas de fastidio incluidas. Al Coco lo maltrataron hasta que el equipo entendió de qué se trataba.

Lo que es sigue es conocido. Su equipo lo ganó todo en un año y el entrenador pasó de la resistencia a la ovación de despedida.

¿Se repite la historia? Y si al Coco le tiraron hielos para el whisky ¿qué harán con La Volpe? ¿Le tirarán talismanes?

 

 

JUAN MOCCIARO

jmocciaro@rionegro.com.ar

 


Comentarios


RIO SUELTO: Hielitos y talismanes