River-Boca, una versión de uno de los espectáculos más esperados del mundo

Boca le lleva a River siete partidos de ventaja por torneos locales. Mañana, a las 18.15, en Núñez, se reedita un clásico único, que nació hace más de cien años como rivalidad barrial.

PASIÓN

No se trata sólo de un partido de fútbol: cada vez que están frente a frente River y Boca, como volverá a ocurrir mañana, a las 18.15, en Núñez, se reedita un clásico único, que nació hace más de cien años como rivalidad barrial, se extendió al orden nacional y ahora constituye un espectáculo que, cada vez, concita mayor interés en gran parte del mundo.

Esta edición, que contará con el arbitraje de Germán Delfino y, por esas cosas a las que nunca se le encuentra solución adecuada, tendrá nada más que público local en las tribunas, los encuentra a uno y otro tratando de afirmar sus posibilidades en el torneo Inicial, sin demasiado margen de error.

Después de un comienzo irregular, Boca tuvo buenas prestaciones en las tres fechas precedentes (victorias ante Racing y Quilmes con empate intermedio frente a Argentinos Juniors), sigue en proceso de consolidación a partir del encuentro de Fernando Gago y Juan Román Riquelme y espera saldar una deuda, tras mucho tiempo sin dos victorias consecutivas.

Dos puntos por debajo está River, que en sus últimos cuatro partidos por el frente local sólo cedió un empate (ante Arsenal), está instalado por otra parte en cuartos de final de la Copa Sudamericana y, con el crecimiento de Manuel Lanzini más lo que insinúa Teófilo Gutiérrez, también viene afianzando su nivel de juego.

Será el tercer cruce oficial desde que River regresó a Primera y en los dos anteriores empataron (2-2 en el Monumental, 1-1 en La Bombonera), aunque en los clásicos de verano prevaleció River (dos triunfos y una derrota por penales).

La última victoria de Boca por competencias de AFA fue en el Clausura 2011, previo al descenso “millonario”, 2-0 en La Bombonera (Juan Pablo Carrizo en contra y Martín Palermo), mientras que la última vez que ganó River fue en el Apertura 2010, en Nuñez, 1-0 (Jonatan Maidana).

Boca ganó como visitante por última vez en el Apertura 2008, 1-0 con gol de Lucas Viatri, luego de lo cual el Monumental fue escenario de tres clásicos, con dos empates y el ya referido triunfo de River.

Parte de la historia

River y Boca llevan jugados 190 clásicos por torneos de liga locales en el ciclo profesional iniciado en 1931, con 69 triunfos de Boca (262 goles), 62 de River (249 goles) y 59 empates (una definición por penales ganada por River).

Se computa como Boca 1-River 0 el partido del 28 de septiembre de 1931, que fue suspendido con el marcador 1-1 y posteriormente se dio por ganado a Boca.

En el ciclo amateur previo a 1931 jugaron diez partidos de liga con cuatro victorias de River (11 goles), tres de Boca (14 goles) y tres empates (se computa el 0-0 del 27 de mayo de 1919, por campeonato que posteriormente se anuló).

Por copas oficiales en el orden local, durante el ciclo profesional, llevan cuatro juegos con un triunfo de Boca (dos goles), uno de River (un gol) y dos empates (una definición por tiros de esquina ganada por River).

Por copas oficiales en el período amateur, los partidos son tres, con dos triunfos de River (seis goles), ninguno de Boca (tres goles) y una igualdad.

En lo que respecta a torneos internacionales de carácter oficial, jugaron 24 clásicos con diez victorias de Boca (29 goles), seis de River (19 goles) y ocho empates (dos definiciones por penales ganadas por Boca).

Finalmente, en partidos amistosos o por competencias no oficiales, los partidos son 112 con 43 triunfos de Boca (152 goles), 34 de River (133 goles) y 35 empates (siete victorias de River y seis de Boca por penales).

El historial general, entonces, es de 342 partidos con 126 victorias de Boca (462 goles), 109 de River (418 goles) y 108 empates (ocho definiciones por penales para Boca, ocho para River y una definición por tiros de esquina para River).

Agencia DyN


Comentarios


River-Boca, una versión de uno de los espectáculos más esperados del mundo