River casi pierde,lo empató y sumó más de uno

En un mal partido, el puntero igualó en cero con Chacarita. La caída de Boca le dio al empate un sabor menos amargo.





Fue todo gris. La incesante lluvia azotó durante todo el domingo y el semidesierto Monumental quedó totalmente inundado, con algunos lugares intransitables. Ventoso, frío y pasado por agua, el partido sin goles entre River y Chacarita estuvo plagado de imprecisiones, fue aburrido, desprolijo, cortado y con pocas situaciones de riesgo en los arcos. Sin sus titulares y pensando en la Copa Libertadores, para el local todo se hizo más complicado. En el comienzo insinuó un poco más que su rival. Con un movedizo y explosivo Nelson Cuevas que luego se enredó en la jugada individual para concluir una tarde intrascendente. La libertad de Rubens Sambueza para recibir sobre la izquierda era una buena señal. En una combinación entre el zapalino y Daniel Montenegro, el local estuvo cerca de abrir el marcador, pero Cuevas no tuvo precisión en la definición. Luego todo quedó en buenas intenciones. A los dirigidos por Leonardo Astrada se le hizo difícil elaborar jugadas para llegar con claridad al arco de Leonardo Fernández. El conjunto de Enrique Borrelli se hizo fuerte en defensa, apoyado en el gran despliegue de su mediocampo. Y allí nacían los problemas para River, que no lograba monopolizar en control de la pelota. Diego Rivero, incansable, fue una y otra vez por la derecha. Claudio Graf aguantó cada pelota que le tiraron y finalizó siendo el jugador más gravitante del partido. Las ocasiones de gol más claras la dispuso Chacarita, lo que convirtió a Germán Lux en la figura del partido. El visitante contó con dos chances netas y falló un puñado de contraataques sobre el final del partido. Una bolea de Carlos Moreno, en el primer tiempo, que el arquero “millonario” desvió en gran reacción. Y en el complemento, cuando River transitaba su peor momento tras la expulsión de Cristian Nassuti, Graf remató dentro del área, pero Lux despejó con las piernas. Sin embargo, el encuentro no tuvo un dominador absoluto. El mejor momento de River se dio cuando promediaba el segundo tiempo. Coincidió con el ingreso de Fernando Cavenaghi y la expulsión de Claudio Arzeno, lo que provocó que el los de Astrada se volcaran con más insistencia en el campo rival. Pero a River le seguía faltando precisión e inventiva. Montenegro nunca logró ser el conductor y a medida que pasaban los minutos Cuevas era cada vez más confuso. Apenas desnivelaba Gabriel Pereyra, que encaraba con decisión pero no encontraba socios. A pesar de manejar la pelota durante gran parte del complemento, River no encontró la manera de quebrar la defensa rival. De esta manera, terminaba las jugadas sin ingresar al área.Ya sea en los pies de Virviescas que recibía con libertad sobre la izquierda pero no gravitaba: perdió las pocas veces que encaró o lanzaba centros bajos e imprecisos. En otra variante, las jugadas concluían en Cavenaghi o Montenegro quienes remataban de larga distancia, aunque sin dirección. Con el campo de juego inundado, entre las imprecisiones y las infracciones por llegar a destiempo, el encuentro transcurrió siempre a la espera de algún error que posibilitara vulnerar la virginidad de los arcos. Pero la alegría del gol nunca llegó. Y el partido se esfumó en un empate que fue todo gris.

Juan Ignacio Pereyra (ABA) ipereyra@netkey.com.ar

 

Todo lamentos

Se fueron rápido y casi en silencio. El inmediato viaje del plantel de River a Colombia para su compromiso de la próxima semana ante el Deportivo Cali por la Copa Libertadores determinó que el técnico Leonardo Astrada no diera hoy conferencia de prensa tras el empate en cero frente a Chacarita. Muy pocos fueron los futbolistas que se prestaron a la requisitoria periodística. Uno de ellos fue el defensor Cristian Nasutti, quien lamentó su expulsión ante los “funebreros”. “En un momento nos quedó como único recurso el pelotazo y eso favoreció mucho a Chacarita. Nos ganó la desesperación en el final, queda- mos muy jugados y descompensados en el fon- do”, expresó Nasuti. Por su parte, el otro zaguero central “millonario”, Cristian Tula, manifestó que “no se podía jugar, la cancha estaba muy mal, así que queda como consuelo que no perdimos”. “Hicimos todo lo posible para poder ganar el partido. Nos faltó aprovechar mejor los espacios porque ellos se cerraron muy bien atrás”, enfatizó. Otro que tuvo un aceptable desempeño fue el lateral Pablo Barzola: “La cancha estaba muy mal, lástima que no se pudo ganar, pero estos partidos son así, muy duros”, concluyó. (DyN)

LA FIGURA

Germán Lux: aunque jugó lesionado, sus atajadas fueron clave para que River no perdiera el partido.

Andrés, de visita

El ex diez de River, Andrés D’Alessandro, estuvo ayer en el “Monumental” viendo a ‘La Banda’. El jugador del Wolfburgo alemán se desgarró la semana pasada, durante un entrenamiento por lo que quedó afuera de la selección que disputará los partidos por Eliminatorias, ante Brasil y Paraguay, en junio. D’Alessandro había sido convocado por Marcelo Bielsa y debió desafectarlo por la lesión. Se quedará en el país 45 días, entre recuperación y vacaciones.

 

  Notas asociadas: Boca hizo agua con el cervecero Racing fue más y deliró bajo la lluvia  

Notas asociadas: Boca hizo agua con el cervecero Racing fue más y deliró bajo la lluvia  


Comentarios


Seguí Leyendo

River casi pierde,lo empató y sumó más de uno