Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Ríver encontró justo a Angel para vencer al "Diablo"

El equipo millonario pasó a ocupar el liderazgo exclusivo.



BUENOS AIRES (DyN).- Cuando parecía que era el día de la ilógica, Ríver tuvo anoche su Angel colombiano y con su triunfo 1-0 quedó como único líder del torneo Apertura.

Unas 45.000 personas en el estadio de la Doble Visera vieron cómo Independiente sorprendió y complicó al máximo a Ríver, pero Juan Pablo Angel protegió a todos sus compañeros con una aparición de gran categoría, a los 33 minutos del segundo tiempo, y con esa esporádica intervención de uno de los cuatro fantásticos fue suficiente para el resultado y la tabla.

En la jugada vital, Angel dominó la pelota con el pecho dentro del área grande, dejó fuera de foco a Jose Zelaye, buscó el espacio necesario para la definición y fulminó a Oscar Passet con un remate cruzado que el arquero alcanzó a desviar, pero en medida insuficiente, porque fue poste y adentro.

El primer tiempo fue discreto, sin que Ríver sacara provecho de la capacidad individual y colectiva del "póker de ases" como si fueran otros aquellos maravillosos muchachos que apabullaron a Rosario Central la tarde de la vuelta de Ariel Ortega a su Ríver.

Independiente mostró firmeza prácticamente con dos líneas de cuatro que sirvieron para dejar sin espacios al armador Aimar, a los desequilibrantes Ortega y Saviola y al artillero Angel, quienes sintieron, y mucho, el esfuerzo que les demandó la reciente fecha de las eliminatorias.

Ríver fue así un equipo desconocido, sin ideas, sin el talento a mano, limitado y absorbido por el despliegue concentrado y solidario de los rojos.

Esteban Cambiasso, Martín Vitali y Gabriel Milito fueron figuras en las formación dirigida por Osvaldo Piazza. Esa parte del cotejo tuvo apenas dos jugadas claras, pero Passet se impuso ante un remate violento y ascendente de Claudio Husain y un derechazo cruzado del chileno Mario Núñez pasó cerca del poste derecho de Roberto Bonano.

Hubo también una conquista correctamente anulada a Cristian Domizi, a los 15 minutos, ya que el mediocampista estaba en posición adelantada.

El segundo período comenzó con Independiente mejor que su adversario, tanto que un remate cruzado del uruguayo Diego Forlán fue desviado con esfuerzo por Bonano y poco después el guardavalla tapó con la cara un disparo de Núñez y recogió un toque imperfecto de Domizi.

Ríver mostraba algún síntoma aislado de reacción y pareció que iba a dejar dos puntos impensados en Avellaneda, hasta que Angel cantó piedra libre para todos sus compañeros.

Con ese triunfo, Ríver cortó una racha negativa de cinco años sin victorias en Avellaneda. Había empatado tres veces y perdido otras dos en sus últimas visitas al estadio de Avellaneda. Su última victoria fue por el Clausura "95, cuando goleó por 4-1. Ahora, el equipo de Núñez llevó a once partidos la ventaja que lleva sobre Independiente en el historial (58-47).

A Independiente al menos le quedó esta vez el aplauso agradecido de su exigente público.

Más importancia le dieron al resultado

Américo Gallego y sus jugadores destacaron el valor de este triunfo porque le permitió acceder sin compañía a la punta del torneo.

"Me voy contento por el resultado porque Ríver jugó mal", admitió el entrenador.

Por su parte, el defensor Eduardo Berizzo admitió que el plantel de Ríver esperaba "jugar mejor" el clásico, pero según su análisis el conjunto conducido por Osvaldo Piazza cortó "el circuito de juego" e impidió que desplegara su mejor fútbol.

"No jugamos bien, esperábamos jugar mejor de lo que lo hicimos, pero ganamos. Independiente jugó bien y nuestros atacantes quedaron separados de nosotros, no lográbamos acompañarlos y por eso se hizo difícil" explicó el mediocampista de Ríver.

Berizzo opinó que en el clásico ante Independiente "lo más importante era ganar los tres puntos y ponernos al tope" de la tabla de posiciones, dijo Berizzo, aunque se lamentó por la baja producción del equipo en relación al triunfo que obtuvo sobre Rosario Central.

En coincidencia con su compañero, Claudio Husain subrayó el valor de la victoria porque "fue un partido difícil", donde Ríver no jugó "como lo hizo el domingo pasado".

"Independiente hizo una planteo con mucha marca y nos costó encontrar el equipo, pero ganamos. Fue un partido durísimo, por como salió el partido nunca renunciamos a jugar y buscar el arco de enfrente", dijo.

Roberto Bonano se mostró conforme con la victoria "porque quedamos solos en la punta" y no desaprovechó la oportunidad para descargarse con una humorada al reconocer que "dí algunos rebotes", en referencia a los comentarios donde se le cuestionaba la falta de retención de balones.

El goleador Juan Pablo Angel reconoció que "no jugamos bien", pero puso énfasis en "advertir que la consecuencia de ello fue que Independiente hizo un plantelo muy inteligente que por momentos nos complicó". (AR e Infosic).


Comentarios


Ríver encontró justo a Angel para vencer al "Diablo"