Ríver fue demoledor en el complemento

Perdía con Central, pero en el segundo tiempo lo dio vuelta a lo grande.

BUENOS AIRES (DyN) - Por encima de indisimulables inseguridades y sus altibajos, Ríver impuso su demoledora capacidad ofensiva para ganarle por 5 a 2 a un descolorido Rosario Central un partido que había empezado perdiendo.

La diferencia pudo hasta ser más amplia porque Ríver contó con no menos de una docena de llegadas claras, aunque cuando pierde la pelota y lo atacan -algo que Central hizo pocas veces- el equipo de Pellegrini pierde la postura y puede complicarse con el menos pintado.

Tras irse 0-1 (gol del "Chino" Garcé en contra) al descanso, Ríver convirtió sus cinco goles en el complemento: Dos Andrés D"Alessandro, uno Fernando Cavenaghi, otro Martín Demichelis y el restante el "Chori" Domínguez. El segundo de Central lo señaló Gustavo Barros Schelotto.

Rosario comenzó siendo más prolijo que su rival. El equipo de Menotti intentó siempre llegar por las bandas con Ferrari y Papa contra un Ríver que agrupó mucha gente en ataque y al minuto tuvo su primera chance con un cabezazo apenas desviado de Celso Ayala.

Ríver prendió las luces de alarma porque la pelota la manejaban Zapata y Domínguez y no D"Alessandro.

Cuando Comizzo aún no había trabajado, a los 19, debió ir a buscar la pelota al fondo del arco tras un centro de Papa que rebotó en Garcé y descolocó al arquero local.

Enseguida Ríver pudo haberlo igualado. A lo 20 Fuertes no pudo conectar, frente al arco, un centro de Zapata y, a los 23, un cabezazo de "Lucho" González fue rechazado en la línea por Daniel Díaz.

Con Central retrasado para salir de contra (tuvo una muy buena en el final de la etapa, pero Talamonti la tiró afuera), Ríver tuvo siempre la pelota pero no creó peligro.

En el complemente cambió algo. Apareció D"Alessandro y desde su fútbol Ríver creció y empezó a edificar una victoria concluyente. Al minuto Castellano se lo tapó a Domínguez y fue un anticipo porque a los 5 cayó el gol.

Fuertes aguantó una pelota de espaldas al arco, la tocó hacia atrás y D"Alessandro clavó el empate juntó al palo derecho del arquero. El 1 a 1, además, le abrió espacios a los delanteros de Ríver y fue la carta de defunción de los rosarinos.

A los 14 llegó el segundo. Gran jugada de Domínguez que definió desde un ángulo cerrado. Y a los 17, el tercero. Centro de D"Alessandro que peinó Demichelis. Tranquilidad en Núñez. Comenzaba la fiesta...

Los últimos 20 minutos le sobraron al partido. Central estaba vencido y Ríver jugueteó con la pelota agrandando las ventajas en el tanteador. Un tonto penal de Castellano a Fuertes lo concretó D"Alessandro a los 23; una buena jugada de Marcelo Quinteros, de lo mejor en la visita, derivó en el gol de Barros Schelotto a los 33 y bajó el telón Cavenaghi en el final aprovechando una muy buena entrega de Cuevas.

Pellegrini quedó enloquecido

BUENOS AIRES (DyN) - Manuel Pellegrini consideró ayer que si su equipo "juega bien al fútbol. Funciona, para mi gusto, muy bien".

Expresó Pellegrini que, luego de algunos resultados negativos, "la convicción con la que han trabajado mancomunadamente nos ha permitido demostrar en este partido que no fue un problema táctico ni de que el equipo juegue bien al fútbol".

"Por supuesto tiene que haber, además de funcionamiento, rendimientos individuales altos. Costaba mucho decirlo y destacarlo, pero creo que estábamos haciendo tres cuartas partes de las cosas bastante bien. Muchas veces eso no se destaca cuando los resultados no son los que uno pretende", explicó.

Según el chileno, "uno como técnico tiene que tratar de saber por dónde hay que mejorar lo que está faltando y no empezar a confundirse y cambiar todo tipo de concepto creyendo que es un problema táctico, cuando normalmente es un problema técnico".

Se refirió también Pellegrini a Esteban Fuertes, de quien dijo que "es un caso especial. Yo creo que si no fue la mejor figura de la cancha, pasó raspando. Claro, tuvo muchas ocasiones y le faltó convertir un gol".

"Por otro lado, creo que el penal a lo mejor lo pateaba él y hacía el gol también, así que tiene que mantener la calma. Los goleadores, por supuesto, viven de goles. Está Fernando Cavenaghi atrás, que fue el goleador del torneo pasado, que se integró a jugar muy bien y que por suerte hizo un gol", comentó.

Destacó el entrenador que "lo importante es que tenemos a Fuertes y a Cavenaghi. Y ojalá los dos anden en muy buen nivel. Por eso lamentamos mucho haber quedado eliminados de esa Copa Sudamericana".

Arsenal le tomó el gustito y ahora quiere seguir

Arsenal le tomó el gustito a la primera división y como muestra goleó a Talleres 3-0 en uno de esos partidos que se cotizan en la tabla de los promedios.

Silvio González fue una de las figuras de la cancha y logró dos goles clave, uno de cabeza sobre el final del primer tiempo y el otro de penal apenas comenzado el segundo capítulo. Mauricio Piersimone ratificó que es un delantero peligroso y aseguró la victoria con una de sus entradas apasionadas.

Arsenal consiguió su segundo triunfo consecutivo y hace cinco fechas que desconoce caídas, por lo que empieza a afirmarse en la categoría.

Talleres venía de vapulear a Huracán en el estadio "Olímpico" cuando debutó Sergio Batista al frente del plantel, por lo que fue sorprendente este impacto que recibió en el escenario de Lanús.

El primer período fue intrascendente hasta la apertura que logró González.

Hasta esa conquista inicial el juego era discreto, pobre, sin recursos ni emociones, casi sin llegadas.

A pesar de todo, fue Talleres el que dispuso de alguna oportunidad, porque Alejandro Limia se quedó con los intentos de Claudio González y Rimoldi y un remate de Jorge Quinteros rebotó en el poste derecho.

Cuando agonizaba la etapa Arsenal tuvo su primera ocasión y la utilizó para ponerse en ventaja.

Silvio González definió de cabeza tras una jugada que promovió Patricio González y que incluyó un centro preciso de Andrizzi.

En el segundo tiempo cambió el juego, porque el local se tranquilizó y levantaron su nivel Javier Morales y Silvio González.

A Silvio González le cometió una infracción dentro del área Cristian Smigiel y el Pulpo ejecutó el penal con seguridad y puntería.

Arsenal creció por los desempeños de Javier Morales y Silvio González y de contraataque completó la tarea.

Talleres se confundió, quedó expuesto en el fondo y Piersimone hasta se metió en el arco para darle forma al gol definitivo, tras la participación de Javier Morales y Cristian Alvarez.

Piersimone estuvo cerca de incrementar la goleada, pero Talleres también luchó y al menos ofreció su amor propio. (AR y DyN)


Comentarios


Ríver fue demoledor en el complemento