River ganaba 2-0 y estaba para golear, pero empató 2-2 con el Decano

River estrenó camiseta ante Atlético Tucumán, pero dejó pasar una victoria que asomaba cómoda. Ganaba 2-0, se durmió, el Decano lo empató y casi se lleva el triunfo del Monumental.



River (12) y Atlético Tucumán (6) entregaron un entretenido partido en El Monumental, que terminó con un empate 2 a 2 que, por rendimiento, dio la sensación de ser justo.

Durante los primeros 10 minutos, el Millonario presionó con firmeza en la salida del Decano, adelantándose en cancha y generando varios avances de tres cuartos en adelante.

Cerca del cuarto de hora, De la Cruz generó el primer alerta, con un remate que Luchetti tapó bien tras una buena escapada de Milton Casco.

Atlético respondió con algunos avances aislados, dos de ellos muy claros antes de la media hora de juego.

Entre la formación alternativa del Millonario y las ganas de revertir la floja situación de Atlético Tucumán, el partido se tornó un ida y vuelta constante en el que la prisa no dejó resolver tranquilo a ninguno.

Antes del entretiempo, la pierna fuerte pasó a protagonizar un choque en el que las emociones pasaban más por avances individuales que por situaciones claras de riesgo.

River se adelantó en el arranque del complemento, tras una serie de rebotes que le quedó cómoda a Casco. El lateral sacó una bomba y Luchetti no logró contener el 1-0 del Millonario.

Al primer golpe le sucedió una rápida imitación. Porque en un buen avance, De la Cruz metió una pelota filtrada excelente para Auzqui, que tocó a un costado ante la salida de Luchetti para que Santos Borré ponga el 2-0.

El inoxidable Pulguita Rodríguez fue el encargado de descontar para el Decano, tras una falla defensiva que le costó el 1-2 al Millonario.

La visita estuvo cerca de empatarlo sobre los 28, pero Batalla reaccionó perfecto a mano cambiada ante un cabezazo de Yonathan Cabral. Y un minuto después, llegó el festejo.

Ismael Blanco recibió perfectamente habilitado tras un jugadón de Barbona y puso el 2-2 con el arco de frente.

Batalla fue clave con dos intervenciones ante Blanco y Rodríguez, cuando el Decano estaba listo para ponerse 3-2 arriba.

En los últimos minutos, los dos contaron con argumentos para llevarse la victoria, pero no lograban resolver con claridad en los últimos metros.

Así, el partido finalizó con tablas en el marcador, algo que le sentó mejor a la visita por haber resuelto un 0-2 que pintaba para goleada. River sigue sin convencer en el certamen local, pero la mente está puesta en la Copa.

Algunos números del rendimiento Millonario

Podio

Datos

“No me gusta el resultado. Cuando parecía que íbamos a hacer el cuarto, pasamos a empatar. Y lo podríamos haber perdido. Es raro”,
expresó con bronca Marcelo Gallardo, el DT del Millonario, tras el 2-2.
Tras el 2-0, River tuvo todo para lucirse con una goleada a favor; pero volvieron las dudas de siempre y el Decano no lo perdonó.

Comentarios


River ganaba 2-0 y estaba para golear, pero empató 2-2 con el Decano