River liquidó el súper en el primer tiempo

Fue muy superior en el arranque y en el cierre reguló.



1
#

Manu Lanzini ya recibió de Teo y la mandó al fondo del arco, para el 1-0.

2
#

FBaires(Foto: Gigliotti la peleó en soledad. Mercado salió con una molestia pero se mostró firme. )

DyN

fútbol de AFA

River fue contundente en el primer tiempo y hasta le hizo precio a Boca, para ganar el segundo superclásico del verano. En un Mario Alberto Kempes colmado, el equipo de la banda festejó a full con el 2-0. La tercera parte de esta historia será el sábado en Mendoza. El Millo lo empezó a ganar desde muy temprano. A los 6, un largo pelotazo agarró muy parada a la defensa rival, Teo Gutiérrez se filtró entre Zárate y Forlín, mandó un centro preciso y Lanzini la mandó al fondo. Lejos de quedarse, el equipo de Ramón Díaz fue por más. El gol agrandó a Manu, que no jugó de enganche clásico y complicó cuando se tiró por los costados. Además del volante, también hubo un gran primer tiempo de Teo, muy bien a la hora de pasar, pero también para definir. A los 21 Trípodi salvó de milagro un remate del colombiano, que dio en el palo. Aunque a veces aflojó, River fue siempre superior y eso se evidenció con las situaciones de peligro. Lanzini tuvo el segundo con una “rosca” que casi se mete en el segundo palo de Trípodi y en la jugada siguiente, 2-0. El Millo se dio cuenta que el negocio estaba en la derecha, otra vez durmió la última línea Xeneize y de repente, JC Menseguez apareció solo en el corazón del área. Otra vez Teo se vistió de asistidor, el Rayo eligió el lugar, definió y cerró la primera etapa con un merecido 2-0 en tierra cordobesa. Boca salió a jugar el segundo tiempo con un cambio defensivo (Erbes por Martínez) y sin DT, porque Bianchi fue expulsado en el entretiempo (le reclamó posición adelantada a Abal en el segundo gol). Y River volvió al campo de juego con la tranquilidad de estar arriba por dos goles. La pelota estuvo más en poder del Xeneize, pero careció de ideas y sólo Gago mostró regularidad y claridad. Acosta apareció de a ratos, Sánchez Miño casi no participó del juego y Gigliotti hizo lo que pudo adelante, pero la peleó en soledad. Con más ganas que fútbol, Boca generó más que en la primera mitad, pero el Millo nunca perdió la calma e incluso también contó con posibilidades para meter el tercero. Se retrasó demasiado y Teo quedó muy solo arriba, pero igual se escucharon algunos “uhhhhh”, cuando el colombiano se asoció con Menseguez. Con los cambios, la historia se desvirtuó e incluso apareció la pierna fuerte. Abal manejó el partido y no sacó tarjetas de rojas, pero varios pegaron de más. Así y todo, hubo algunas jugadas más, de ambos lados, pero llegó el momento de los arqueros. Barovero le sacó dos pelotas de gol a Fragapane y Gigliotti; y Trípodi también mostró buenos reflejos ante Vangioni y Keko Villalba. El segundo súper fue 2-0 para River, sacó ventaja en el verano y le tiró toda la presión a Boca, que el domingo tratará de desquitarse en Mendoza. (AN)


Comentarios


River liquidó el súper en el primer tiempo