River mira el vaso medio lleno



#

Passarella espía lo que se viene. Después de enfrentar a Central, lo esperan dos clásicos.

En Núñez ya se enfriaron los ánimos. Por primera vez en nueve años, River se trajo una victoria del Florencio Sola, la casa de Banfield, que sirvió como cicatrizante a la frustración copera.

La fragilidad que suele presentar el 'millonario' cuando de torneos continentales se trata, es probable que esta vez le haya jugado a favor.

La eliminación de la Sudamericana a manos del Atlético Paranaense le impidió al equipo de Passarella prolongar envión que le dio ganarle a Boca en el Súperclásico. Sin embargo, superado el duelo por la derrota ante los brasileños, y con el líder 'xeneize' sólo un escalón por encima suyo, en Núñez le miran el lado bueno haber quedado afuera de la Copa.

Ahora sólo hay que pensar en el Apertura. Y no está mal.

A la 'banda' no le queda un fixture nada fácil de aquí al final del torneo. Quedan ocho fechas para conocer al campeón y el primer escollo para soñar con el título será Rosario Central, el domingo en el Monumental.

Para River será fundamental salir bien parado de este choque. Ganarle al 'canalla' le servirá para llegar bien parado a los dos clásicos que se avecinan en su horizonte. En la 13ª fecha deberá llegarse hasta Avellaneda para enfrentar a Independiente, que también pelea en la vanguardia, al igual que San Lorenzo, el rival que le tocará recibir siete días más tarde. Pero la complicada seguidilla de partidos para River no termina aquí.

En la fecha 15ª, le tocará ir hasta La Plata para enfrentar a Estudiantes, que es, por estos días, la sensación del torneo.

Por lo que se ve, lo que al 'Millo' le suceda en el último mes a nivel resultados indicará si el equipo de Passarella está en condiciones de dar una vuelta olímpica que se le niega desde el Clausura '04, con Leo Astrada como DT.


Comentarios


River mira el vaso medio lleno