Ríver padeció una noche cargada de fantasmas

El Vasco da Gama lo sometió a una histórica goleada.

BUENOS AIRES (DyN) - Ríver Plate brindó anoche una lección acerca de cómo no debe defenderse un equipo, cayó por un impensado e histórico 4-1 ante Vasco da Gama y ahora necesita de un milagro futbolero en Rio de Janeiro para llegar a la final de la Copa Mercosur.

El primer tiempo fue tan increíble como poco usual porque Ríver generó trece llegadas claras de riesgo y sin embargo se fue al descanso en desventaja por dos goles.

¿Cómo fue que ocurrió? Las razones son dos. Primero, las groseras fallas de su defensa en los dos goles del Vasco y, segundo, la gran actuación del arquero Helton, quien tapó seis jugadas clarísimas, la mala puntería de los futbolistas de Ríver a la hora de pisar el área rival y el travesaño que, a los 13 minutos, le negó un bombazo a Roberto Trotta.

La fórmula del Vasco fue bastante sencilla, no tuvo secretos ni rebusques. El visitante intentó dormir la pelota y esperó a Ríver en su campo, con una línea de cuatro defensores, cinco hombres bien cerraditos en la zona de volantes y el temible Romario como único delantero.

Claro, que, cuando encontró espacios para salir de contragolpe, Vasco le imprimió velocidad a sus movimientos y complicó a un Ríver que de mitad de cancha hacia atrás pareció desorientado.

Ríver es un equipo con propensión a quedar mal parado y eso suele complicarlo no sólo en defensa, como ocurrió contra el Vasco, sino también a la hora de salir a buscar el arco del adversario.

Si bien parece fruto de la mala fortuna que Ríver se haya ido a los vestuarios sin convertir, lo cierto es que la mayoría de sus arribos al arco de los brasileños se debieron a la inspiración de Ariel Ortega.

Ríver quedó muchas veces descompensado porque Eduardo Coudet y Ariel Garcé quedaron demasiado solos en la tarea de contención y el Vasco aprovechó el andarivel derecho para llevarle permanente dolores de cabeza a Diego Placente, cuyo flanco quedó demasiado desprotegido.

El primer gol llegó por ese sector: centro de Juninho Pernambucano, Clebson la dejó pasar por entre sus piernas y Romario llegó solo para definir.

Ríver merecía largamente el empate, pero sobre los 32 llegó el segundo baldazo de agua fría para los 30 mil hinchas de Ríver que concurrieron al Monumental. El poste derecho devolvió un tiro de Juninho Pernambucano y Junior Baiano no tuvo más que empujarla al gol ante el estatismo del fondo local.

Cuando reanudaron el Vasco volvió a golpear de entrada.

A los 6 minutos Paulista desbordó por derecha y en su afán por tapar el centro Bonano achicó y la pelota fue camino al gol después de desviarse en su mano derecha, en una de las varias acciones desafortunadas que protagonizó el arquero de Ríver.

Las sorpresas continuaron ya que a los 20 Pedrinho sacó un remate goleador desde fuera del área grande, en un contragolpe en el que varios jugadores de Ríver volvieron al trote, poco comprometidos con el juego y acaso víctimas de un sistema tan ofensivo como ingenuo.

Cuatro minutos más tarde se produjo el descuento de Ríver: Saviola mandó la pelota a la red luego de que rebotara en el poste el disparo de Cardetti que estuvo en una de esas jornadas en las que nada le sale bien.

River tendrá que vencer el miércoles próximo por tres goles en Río de Janeiro para ir al desempate desde el punto del penal o por cuatro para clasificarse directamente finalista de la Mercosur.

Aimar y Yepes están en la mira del Inter

BUENOS AIRES (Télam).- Los jugadores Pablo Aimar y Mario Yepes, fueron observados anoche por un emisario del Inter de Italia, entidad que tiene un firme interés por contratar especialmente el hábil volante por quien desembolsaría alrededor de 33 millones de dólares.

Narciso Tazzotti, intermediario del club europeo, presenció el partido que Ríver y Vasco Da Gama de Brasil jugaron por la Copa Mercosur.

Según trascendió, el Inter pagaría una cifra cercana a los 33 millones por Aimar, suma que satisface a los dirigentes de Ríver, quien a su vez tasaron a Yepes en 16 millones.

El club de Núñez tiene la mitad de los derechos federativos del defensor colombiano y el resto le pertenece al empresario Gustavo Mascardi.

Aimar también le interesa al Barcelona de España (lo reconoció el empresario Joan Patsy, quien negocia en nombre del club) junto con el delantero Javier Saviola.

Los españoles, quienes comenzarían las gestiones en un mes aproximadamente, sólo estarían dispuestos a pagar 25 millones por "cada "fantástico"".

No obstante, la nómina de jugadores con posibilidades de emigrar del plantel "millonario" es extensa debido a la necesidad del club de achicar su pasivo, que asciende a 48.678.000 pesos.

Los siguientes son los jugadores con chances de abandonar el club:

Juan Pablo Angel: lo quieren de Parma y Lazio de Italia, clubes con los que Gustavo Mascardi -su representante- tiene buenas relaciones.

Hernán Díaz: podría ir a un equipo de la Mayor League Soccer (MLS) de los Estados Unidos.

Roberto Trotta: figura en los planes del América de México (lo dirige Alfio Basile), uno de Estados Unidos y otro de Brasil.

Gustavo Lombardi: hubo un pedido oficial del Sunderland de Inglaterra y River lo tasó en 2,5 millones de pesos. También es codiciado por un conjunto portugués.

Cristian Castillo: anunció que se irá a fin de año y el entrenador Francisco Ferraro (lo dirigió en Colón) lo quiere en el Valladolid de España.

Eduardo Berizzo: su préstamo vence en junio próximo y por la cifra de su opción, volvería al Olympique de Marsella (Francia).

Eduardo Coudet: su préstamo caduca en diciembre próximo, aunque el empresario Alberto Poletti -dueño de su pase- le ofreció al club pagar la opción de 2,4 millones en 36 cuotas.

Marcelo Gómez: regresará de Gimnasia y Esgrima La Plata y sería transferido. Sólo tiene chances de quedarse en Ríver si se frustra el regreso de Leonardo Astrada.

Víctor Zapata: podría ser transferido al fútbol francés.

Roberto Bonano: lo quieren del Barcelona y del Mónaco de Francia, donde juega Marcelo Gallardo.

Martín Cardetti: lo pretende el Panathinaikos de Grecia.

Por último serían dejados en libertad Norberto Acosta, Gonzalo Del Bono, Pablo Rodríguez y José Sand (en Independiente Rivadavia Mendoza).

Todo listo para la ida de Placente

La transferencia del defensor Diego Placente al Bayer Leverkusen de Alemania en seis millones de dólares podría quedar definido mañana.

Según trascendió anoche en el estadio "Monumental", la venta del ex defensor de Argentinos Juniors está convenida en un 90 por ciento y sólo faltan detalles para que se cristalice.

El acuerdo se habría logrado el último lunes durante una reunión que mantuvieron dirigentes de Ríver, el empresario Marcos Franchi (apoderado) y Reiner Talmud, emisario del equipo alemán.

El jugador impresionó muy bien al entrenador del Leverkusen, Berti Vogts, quien lo observó ante el Flamengo de Brasil en el Monumental, por los cuartos de final de la Copa Mercosur.

• Nueva audiencia: Es probable que recién en febrero o marzo del año próximo se realice la nueva audiencia por el proceso penal iniciado contra el futbolista argentino Ariel Ortega, acusado de haber agredido e injuriado a un simpatizante de Sampdoria, equipo en cuyas filas militaba.

El episodio se registró en la noche entre el 22 y el 23 de mayo de 1999 en un local nocturno de Génova llamado "Rodizio Brasileiro" después del partido entre Sampdoria y Bari y siguió a una encendida discusión que el futbolista mantuvo con un grupo de "tifosi" del equipo genovés.

La denuncia fue presentada por Gabriele Torrisi, quien declaró haber intercedido en la discusión, recibiendo como respuesta de Ortega insultos y dos puñetazos en la cara que le habrían provocado un trauma craneal y una hematoma.

El defensor de Ortega, en la audiencia del martes, pidió una postergación del proceso para una eventual negociación con el denunciante y para pedir una visita médica oficial a Torrisi, a efectos de evaluar la real consistencia de las lesiones sufridas.


Comentarios


Ríver padeció una noche cargada de fantasmas