River se acostumbra a perder

Chacarita se puso en ventaja por una falla de Lux al minuto de juego y le alzanzó para ganar.



Manuel Pellegrini lo había anticipado después del duro traspié en el superclásico: el final del Apertura le tendría reservados más sinsabores a este River que le prende todas sus velas a la Copa Sudamericana. Y el River de repuesto que puso el ingeniero pensando en la semifinal del jueves ante el San Pablo perdió nomás.

Chacarita lo superó 1 a 0 y le dio un nuevo dolor de cabeza.

River cumplió una digna actuación y hasta pudo haber empatado, pero en un partido equilibrado, 'Chaca' supo mantener la diferencia que consiguió al minuto de juego con el gol en contra de Germán Lux tras un córner de Roberto Pompei y sumó otros tres puntos valiosos para inflar su promedio.

De todos modos, el cotejo le dejó una buena noticia a River porque los cinco pibes que hizo debutar Pellegrini demostraron que la camiseta no les pesó. Incluso el lateral derecho Luis Lobo y el volante de equilibrio René Lima fueron dos de los mejores jugadores del equipo millonario.

Al minuto de juego, Pompei tiró un córner combado desde la derecha, Lux la tomó hacia arriba, la pelota se le escurrió y se le metió en el arco.

River tuvo mucho más tiempo la pelota, pero hasta los 25 minutos le costó una enormidad encontrar profundidad. Coudet no emergía con claridad por la derecha, Ludueña estaba desconocido, Montenegro hacía una bien y otra mal y el pibe Federico Almerares quedaba demasiado solo entre los centrales.

Sobre los 12, Rivero habilitó a Graf en un contragolpe y Lux se reivindicó del error anterior tapándole el mano a mano.

Sobre los 30, Navarro Montoya protagonizó una gran estirada para mandar al córner un violento disparo desde afuera de Lima y, a los 38, un tiro libre de Ludueña se perdió junto al ángulo derecho del “Mono”.

Tras la reanudación, el desarrollo adquirió un ritmo más vibrante porque la búsqueda de River abrió espacios que Chacarita supo aprovechar de contragolpe.

La etapa final mostró a un River sin profundidad y a Chacarita aferrándose a los tres puntos, que sus jugadores y su gente festejaron a rabiar. (DyN)

El ánimo por las nubes y los pies en la tierra

“Siempre es especial jugar y ganarle a River. Fue un partido duro y complicado, pero tuvimos la fortuna de convertir al principio y después supimos conservar esa ventaja hasta el final”, afirmó Carlos Fernando Navarro Montoya, quien jugó durante muchos años en Boca.

Pese a la alegría por haber ganado y sumado tres puntos en la lucha por mantener la categoría, la figura de la cancha en San Martín tiene los pies sobre la tierra y dijo que ya hay que pensar en Quilmes.

Antes de irse del estadio, reconoció que la atajada más difícil fue “la de Maximiliano López” en el inicio del segundo tiempo.

Por su parte, el volante Roberto Pompei, otro ex Boca, admitió que el gol fue “un accidente” y destacó “la victoria” más allá de que River no jugó con los habituales titulares. “Los nombres no importan. Y si no hay que fijarse como juegan estos chicos. Por algo están en River”, puntualizó.

 

• Sin palabras: Manuel Pellegrini se negó a formular declaraciones al cabo de la derrota alegando “mucho desorden” a la salida del vestuario visitante, donde le fue requerida su opinión. “Perdón, pero no voy a hablar porque esto está muy desordenado”, fue lo único que se avino a expresar el técnico chileno. El único jugador de River que habló muy escuetamente para la prensa fue uno de los debutantes, el delantero Federico Almerares, quien se limitó a decir que estaba muy contento por su “debut en primera”


Comentarios


River se acostumbra a perder