River se ve mal

Acosado por el promedio, vive el momento más crítico de su historia.

Por Redacción

El plantel de River volvió ayer a los entrenamientos y mantuvo la medida de no hablar con los periodistas, resumen del clima que vive antes del partido del domingo ante Estudiantes, por la penúltima fecha del torneo Clausura. En la hora más crítica de su historia, con chances cierta de jugar una promoción por un descenso, el entrenamiento de River resultó una síntesis del momento anímico, y también político: los directivos pegaron el faltazo. River está afuera de la zona de Promoción, pero ya no depende de sí mismo, ya que si Olimpo gana sus partidos frente a Newell’s y Quilmes, lo mandará a esa zona al conjunto de Núñez. En ese caso, River tendría que tratar de superar a Tigre y a Arsenal, que le llevan dos y tres puntos, respectivamente, cuando quedan seis por jugar. ¿Qué hizo River para merecer este presente? ¿Y qué no hizo? Apenas venció a tres de los rivales (Huracán, Independiente y Quilmes) con los cuales pelea la permanencia en Primera, igualó con cuatro (Tigre, Gimnasia, Arsenal y Olimpo) y que perdió con uno (All Boys). En el Monumental logró apenas 12 puntos sobre 27 (44,44%) y no triunfa allí hace cuatro fechas, con dos empates con sabor a derrota (San Lorenzo y Colón) y con dos derrotas propiamente dichas (Godoy Cruz y All Boys). En el tramo más crítico del campeonato, lleva cinco jornadas sin ganar (desde aquel 1-0 a Racing en Avellaneda, 38 días atrás), con tres repartos y tres caídas, es decir, tres unidades conseguidas sobre 15 en disputa. River festejó sólo 13 goles en 17 compromisos, lo que da un paupérrimo promedio de 0,76 de gol por partido. El líder no se baja El equipo que dirige Juan José López trabajó en el predio de Ezeiza envuelto en la niebla y sin certezas sobre el equipo que finalmente saldrá a la cancha el domingo a las 16. Pese a que está al límite en el aspecto físico, el capitán Matías Almeyda llegará con lo justo al partido del domingo ante Estudiantes, en el que volverían a ser titulares Walter Acevedo y Mariano Pavone. “Voy a llegar para jugar ante Estudiantes”, avisó el volante, aunque JJ López esperaría por el resultado de Olimpo para determinar si lo pone ante el Pincha o directamente lo reserva para el choque ante Lanús. Acevedo, quien cumplió su fecha de suspensión, reemplazaría a Manuel Lanzini, mientras que Pavone volvería en lugar de Diego Buonanotte tras haber ido al banco de suplentes en el empate ante Colón. Erik Lamela podrá volver a ser titular gracias a la aplicación del artículo 225 por el desgarro con que Josepmir Ballón regresó del seleccionado peruano. La formación para visitar al equipo platense sería con: Juan Pablo Carrizo; Jonatan Maidana, Alexis Ferrero, Adalberto Román; Paulo Ferrari, Acevedo, Almeyda, Juan Manuel Díaz; Lamela; Pavone y Leandro Caruso. El técnico dejaría de lado el sistema táctico 3-3-2-2 que utilizó ante Colón y volvería al 3-4-1-2. El regreso a los entrenamientos en el predio que el club tiene en Ezeiza estuvo matizado por el frío y por la neblina que afectó a esa zona del conurbano bonaerense. El plantel realizó ejercicios de definición y trabajos físicos, aunque Almeyda y Pavone trabajaron de manera diferenciada.

DyN

fútbol de afa

Jota Jota va a esperar para confirmar a Almeyda ante Estudiantes.


Comentarios


River se ve mal