River volvió al trabajo y a sus problemas

El plantel se entrenó en su predio de Ezeiza. Socios pidieron una asamblea de representantes.



#

¿De qué se ríe? Cientos de socios firmaron un pedido de asamblea para reclamar su renuncia y la de Aguilar.

El plantel de River volvió a las prácticas con vistas a la gira que llevará a cabo por Corea del Sur dentro de cinco días, para disputar un cuadrangular, envuelto en un fuerte clima político. Después del Clausura, donde los 'millonarios' obtuvieron un magro cuarto puesto, el clima político en el Monumental no cesa. Sin embargo, River percibirá 500 mil dólares por su participación en ese certamen y 2.000.000 más si lo gana.

Ayer se supo que con la firma de distintos socios que no integran ninguna fracción política, según un portavoz del club, el oficialismo recibió un pedido de asamblea de representantes tal como está previsto por estatuto.

Todo el arco opositor acompaña el reclamo que reunió más de 2.000 firmas desde que estalló la última crisis, el domingo 20 de mayo, cuando River perdió contra Estudiantes, en el Monumental.

Los socios demandantes insisten en la supuesta desinformación por parte de la comisión directiva sobre lo que consideran un fracaso de la gestión de José María Aguilar en lo institucional y de Daniel Passarella en lo futbolístico.

La crisis patentiza los seis torneos sin títulos siendo dirigido el equipo por Passarella -tres locales y tres internacionales-, los 57 futbolistas utilizados y los 25 millones de dólares invertidos desde 2006.

 

Rumores de partidas

En medio de esto el plantel se presentó ayer en el predio del club en Ezeiza con la presencia de algunos futbolistas que podrían emigrar, tal el caso de Oscar Ahumada, que es codiciado por el Atalanta. "Si me tengo que ir está todo bien, pero si debo quedarme lo haré con alegría. Deseo una revancha para el semestre que empieza", confió Ahumada al término del primer trabajo de pretemporada. Ernesto Farías está con un pie en el Toluca, a pedido de su entrenador, José Pekerman, y Juan Pablo Carrizo, que se encuentra en Venezuela con la selección, es pretendido por Manchester United y Lazio.


Comentarios


River volvió al trabajo y a sus problemas