Roban caños y cables de cobre



NEUQUEN (AN).- La base que la empresa Pluspetrol tiene en la zona oeste de Neuquén fue blanco ayer a la madrugada de un hurto, al cabo del cual desconocidos se alzaron con unos 200 metros de pesadas cañerías y algunos metros de cable de cobre de los transformadores ubicados en los pozos de bombeo. Se trata de una metodología de “robo hormiga” que ocurre casi a diario en las áreas de producción de la cuenca neuquina, y que supone importantes perjuicios para las empresas y riesgos para sus trabajadores, según fuentes del sector.

De acuerdo con la misma fuente, la batería 3, conocida como Puesto Centenario, es uno de los sectores donde se paralizan “entre dos y tres pozos por día”. Esa situación generó pérdidas de producción calculadas en 200 metros cúbicos de petróleo en las recientes semanas.

Desde la firma comentaron que, además de caños, los delincuentes se han llevado cables, balizas, herramientas y otros costosos materiales. El Puesto Centenario se ubica al oeste de esta capital, en cercanías de Plottier, entre una cancha de golf y los asentamientos precarios aledaños al Hipódromo de Neuquén.

Los voceros consultados creen que los delincuentes -que se las arreglan para burlar a los encargados de vigilancia- utilizan vehículos pesados y trabajan en grupo. Añadieron que, por tratarse de metales, su comercialización es inmediata y por las características del hurto y del material llevado son de “difícil probanza”. En algunas ocasiones hasta los motores de bombeo se detuvieron porque los ladrones se llevaron el aceite hidráulico de los pozos de gas y el de las cajas.


Comentarios


Roban caños y cables de cobre