Robaron y después le avisaron a la Policía

Ocurrió en una vivienda del centro de Cipolletti.



#

La policía y la ambulancia llegaron rápidamente al lugar para asistir al matrimonio que había quedado encerrado en el baño.

Gentileza

CIPOLLETTI (AC).- Ayer a la madrugada, dos delincuentes entraron a una casa en el centro de Cipolletti y encerraron en el baño a un matrimonio de 90 años. También los golpearon y les robaron algunas joyas, aunque buscaban dinero. Después, uno de los ladrones llamó a la Policía y avisó: “Asalté a unos viejitos en la calle Sáez Peña”. La ambulancia asistió a las víctimas, que luego ampliaron su declaración. Con esa información, los investigadores buscan a los autores del hecho. Uno de los sujetos que perpetró el robo fue el que llamó al Comando Radioeléctrico de la Policía. “Asalté a unos viejitos en la calle Sáez Peña 165”, les dijo a los efectivos y cortó. Enseguida los uniformados de la Comisaría Cuarta llegaron al lugar indicado pero allí no había ocurrido nada. Entonces, recorrieron la cuadra y advirtieron que en Sáenz Peña 269 estaba la puerta forzada. Ingresaron avisando que eran policías y escucharon ruidos en el baño. Cuando abrieron la puerta estaba el matrimonio formado por un hombre de 95 años y una mujer de 87. Sus identidades no fueron suministradas por una cuestión de seguridad. El hombre estaba tirado en el piso y la mujer sentada. Habían recibido algunos golpes en la cabeza. Al principio, y producto del shock, no pudieron dar muchos detalles sobre lo ocurrido. Dijeron que los ladrones eran dos y que habían ingresado de manera violenta y exigiendo dinero. Saben que se llevaron plata pero no precisaron cuanto. Los delincuentes revisaron todo y escaparon con relojes, aros y anillos. El robo ocurrió ayer después de la una. Al principio la situación fue confusa. La Policía actuó con mucha prisa y se temió por la vida de la víctimas. La ambulancia asistió a los heridos pero no hubo necesidad de trasladarlos al hospital. Los familiares también llegaron desesperados y asustados. Algunos vecinos colaboraron con la Policía y aportaron información. Los integrantes del gabinete de Criminalística tomaron huellas y buscaron indicios en toda la casa. Los efectivos recorrieron la manzana pero no pudieron ubicar a los ladrones. Ayer, las víctimas ampliaron su declaración y con esa información se inició el trabajo de investigación. La Policía presume que el ladrón llamó al Comando Radioeléctrico por temor a que le ocurriera algo al matrimonio. Como la pareja tiene mucha edad quizás los delincuentes pensaron que podían padecer alguna descompensación a raíz de la conmoción que ellos generaron con el robo, opinó una fuente policial. Afortunadamente, las víctimas se encuentran en buen estado de salud.


Comentarios


Robaron y después le avisaron a la Policía