Robo y piedrazos en la madrugada de Viedma



#

VIEDMA (AV).- La Policía rionegrina tuvo intenso trabajo durante el fin de semana en la capital provincial y sus inmediaciones. Primero debió montar un operativo para detener a una pequeña banda de “rateros” que tenía como centro de acción un camping del balneario El Cóndor, y luego tuvo que intervenir para calmar a algunos vándalos que provocaron averías a un patrullero en la zona de la locales nocturnos de la capital. Según fuentes policiales, durante la madrugada pasada se tomó conocimiento de que un grupo de jóvenes había ingresado en el estacionamiento de una vivienda ubicada en la avenida Costanera de la villa marítima. Allí, destruyeron el vidrio de una camioneta doble cabina, llevándose hacia la oscuridad de los médanos el estéreo del vehículo, un par de anteojos y un estuche con discos compactos. Efectivos policiales siguieron las huellas hasta que llegaron al camping “Ina Lauquen”, donde detectaron que unos de sus bungalows estaba ocupado por cuatro jóvenes. Ante la presencia policial uno de ellos, que sería mayor de edad, se autoincriminó por el robo y fue trasladado a la comisaría del lugar. Casi coincidentemente, otro grupo de efectivos debió calmar a una patota que al parecer, bajo los efectos del alcohol, había comenzado a lanzar piedras contra un patrullero que había sido ubicado a modo de prevención en la avenida Caseros y su intersección con México. Esa avenida permanecía hasta anoche regada por una lluvia de proyectiles. No se pudo determinar en forma fehaciente si alguno de los responsables ingresó a la sede policial ubicada en las inmediaciones.

Uno de los jóvenes admitió haber robado en El Cóndor.


Comentarios


Robo y piedrazos en la madrugada de Viedma