Los mejores consejos para entrar al mundo del mountain bike

Medidas de seguridad, manejar conceptos básicos
y contar con una bici e indumentaria adecuadas son fundamentales para empezar la actividad.

Nuestra región abunda en excelentes lugares para andar en bicicletas todo terreno. Consejos para que sea una experiencia agradable.

24 jun 2017 - 00:00

Entrar al mundo del mountain bike implica la apertura de un nuevo universo. No es solo ir y comprar una bicicleta para salir a la barda o las montañas de la zonas. Ingresar a esta actividad puede ser más fácil si se manejan conceptos básicos tanto a nivel de manejo, como en tipos de bicicletas e indumentaria adecuada para practicar este deporte.

Vale aclarar que siempre, como primer objetivo en cada salida, estará la seguridad de los ciclistas. O sea, el primer requisito para montar en bicicleta será ponerse el casco.

Hay que aclarar que en el mundo de la bicicleta de montaña o MTB, todo tiene una razón de ser, especialmente en la vestimenta. (Ver infograma)

En el caso de la bicicleta, lo ideal es que esté en buenas condiciones y podamos confiar en que soportará la agresividad de nuestro terreno.

Los precios suelen ser condicionantes, pero a partir de los 10.000 pesos se pueden conseguir bicicletas de mountain bike para pedalear en nuestra zona en un nivel inicial.

“Para empezar a andar en la barda se tiene que hablar de una bici de 10.000 pesos, y para empezar a competir con una de entre 15.000 y 20.000 pesos”, describe José Luis Medina, propietario de una de las bicicleterías más tradicionales de la región.

En el caso de la bici más barata, por lo general será más pesada y con equipamientos de entrada de gama, pero luego cada uno podrá decidir si la actividad le gusta lo suficiente como para invertir más dinero en otra bici o en mejorar la actual. Los valores empiezan en esa cifra y suelen llegar por arriba de los 100.000 pesos para quien esté dispuesto a gastarlos.

El entrenador Carlos Heredia (también organizador de la tradicional carrera de MTB Desafío al Paralelo 39), indica que se debe prestar especial atención a la medida del cuadro y a la altura del asiento a la hora de empezar a pedalear.

“La bicicleta de montaña con suspensión delantera es lo ideal para comenzar hacer mountain bike en la zona porque la amortiguación permite que se copie mejor el terreno y no se cansen tantos los brazos como en un bici con horquilla rígida”.

Para quienes empiecen a adentrarse en las bardas o montañas de la región por primera vez, Heredia aconseja que lo hagan con un ciclista de experiencia “en los senderos más sencillos. No meterse en los caminos más técnicos, que pueden terminar alejándolo de las bardas en ver de acercarlo”.

“Despues, con el transcurso del tiempo y según la regularidad con la que se salga, los ciclistas van a ir desarrollando la habilidad necesaria para afrontar senderos más técnicos”.

“Hay principiantes que piden consejos y hay principiantes que se suben a la bici y creen que andar en la barda es como andar en la ciudad o en el barrio”. Y eso puede tener consecuencias en el cuerpo.

Heredia aconseja, cuando se está empezando, a hacer recorridos técnicos por primera vez, bajarse de la bicicleta y hacer las bajadas y subidas caminando para evaluarlas y después recién hacerlas en la bicicleta.

“Realizar una bajada complicada implica un desarrollo de la técnica”, advierte. Y salvo en pocas oportunidades, los golpes en las bici siempre tienen consecuencias.

En el mundo de las bicis mountain bike los cambios y progresos de tecnología están a la orden del día.

Unas de las mayores revoluciones de los últimos años ha sido el cambio de rodado, de 26 a 29 y la aparición del intermdio 27,5.

Heredia describe el andar de las 29 como más confiable. “Se transita terrenos de irregularidasdes de una manera diferente. El diámetro de la rueda 29 al ser más grande absorbe los pozos y se logra más velocidad. Es mucho más seguro”, asegura.

Su consejo sobre qué rodado comprar es claro: “Hoy por hoy aconsejo un rodado 29 de entrada. No conviene hacer un gasto en una 26 o 27,5 y luego pasar a una 29. Lo ideal es directamente una rodado 29 con un equipamiento intermedio que te permite tener seguridad a la hora de salir”.

Image
La supremacía de las 29 en el país
En Argentina el rodado que más se está usando es el 29, el más grande de los existentes.
Según José Luis Medina la principal razón es que en nuestro país se compite mucho en la modalidad rural bike, que se desarrolla en calles de ripio en las que prima la velocidad.
Usar el casco, el primer consejo útil
“Lo más importante es educar en usar el casco”, afirma José Luis Medina, quien fue corredor y viene de una familia que respira ciclismo.
“Tratamos de asesorar a la gente para que no gaste dos veces”, agrega sobre aquellos que llegan a comprar una bici para iniciarse en el mountain bike.
“Primero compran la bicicleta y luego las zapatillas, la remera. De a poco se empiezan a meter en este deporte”, describe Medina.
Para muchos el paso siguiente será competir. Otros optarán por seguir haciendo un uso sólo recreativo de la bicicleta. Con un objetivo claro: una vida saluble.
“Nosotros tenemos algo tan bello como son nuestras bardas”, plantea también Medina a la hora de explicar porqué cada vez más gente se reúne en Paso Córdoba, al sur del río Negro, para salir a andar en bicicleta o hacer trekking cada fin de semana.
“La bicicleta de montaña con suspensión delantera es lo ideal para comenzar a hacer mountain bike en la zona”.
Carlos Heredia, entrenador de MTB y trekking.

El futuro es ahora: los sistema 1x11 o 1x12
Este sistema de transmisión tiene una corona adelante y once o doce piñones atrás.
Tiene menos rango de relaciones que los métodos basados en el 2x10 o 3x10, pero es más fiable, más liviana y más fácil de usar.
En época invernal la indumentaria se complementa con una remera térmica o un rompevientos, dependiendo del frío. Lo ideal es vestirse por capas de ropa, siempre livianas y cómodas.
Las doble suspensión, comodidad y seguridad
Las bicicletas doble suspensión no son comunes en la zona pero sí en la cordillera. Son más cómodas para salidas largas. Fatigan menos el cuerpo porque absorben mejor las irregularidades del terreno. Suben y bajan mejor. Desventajas: son más caras y pesadas.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.