De Roca a Retiro, con incómoda escala

Vía Bariloche confirmó que no usará más el camino de Casa de Piedra para llegar y salir del Alto Valle, por el pésimo estado de la Ruta Nacional 152 en La Pampa.

Otras empresas tomaron la misma medida meses atrás. Los usuarios roquenses y de la zona aledaña deberán ir hasta Cipolletti para viajar a Buenos Aires.

18 may 2016 - 00:00

Viajar para viajar. La travesía obligatoria para cientos de valletanos cada día, cuando buscan llegar por vía aérea a Buenos Aires, ahora se extiende a los colectivos. Y en este caso el motivo no es la falta de una terminal alternativa en condiciones, como ocurre con los aviones. Es consecuencia del pésimo estado de un camino en La Pampa, que está llevando a las empresas de micros a cancelar los servicios que ingresaban al Alto Valle por la Ruta 6, después de pasar Casa de Piedra. Si esa tendencia se impone, los vecinos de la zona que ahora suben a un ómnibus en Roca para bajarse en Retiro deberán viajar antes desde sus ciudades hasta Cipolletti, para emprender desde allí el camino a la capital.

El apoderado de Vía Bariloche, Horacio Longarini, confirmó ayer que la empresa ya tomó la decisión de no pasar más por Roca, a raíz del calamitoso estado de la Ruta Nacional 152, en el tramo que atraviesa el Parque Nacional Lihuel Calel.

Ahora el trayecto se cumplirá desde Cipolletti, para salir de la provincia por la Ruta Nacional 151.

“Mirá la hora que es, hace más de una hora tendríamos que haber llegado acá. Pero es imposible, es un cráter atrás de otro, tenés que venir muy lento y rompés todo igual”, describió ayer a las 11.15 un chofer de Vía Bariloche en la terminal roquense.

El apoderado sostuvo que 20 colectivos del grupo pasan por la ciudad cada día y en pocas horas no tocarán más las dársenas roquenses.

“No es una medida agradable. Sabemos que nos exponemos a perder usuarios. Pero golpeamos todas las puertas posibles a nivel nacional y provincial y no tuvimos respuestas. Es grande el riesgo de un accidente para los pasajeros y para el personal, y no podemos mantener una situación así”, explicó Longarini.

Promesas

“Río Negro” recorrió la terminal roquense ayer y confirmó que una medida similar a la de Vía Bariloche tomó Crucero del Norte a fines del 2015.

Durante tres meses los micros de esa compañía –seis por día– no usaron la ruta de Casa de Piedra. Volvieron cuando una promesa del gobierno de La Pampa indicó que habría reparaciones. “Pero no pasó nada”, se lamentó una representante en la oficina local.

Por su parte, Flecha Bus canceló la opción de entrar al Alto Valle por la Ruta 6 hace varios meses, por el mismo motivo. Ahora los micros que salen desde el centro del país van primero a Río Colorado y desde allí arriban al Valle. Una opción más segura, pero más tediosa para los pasajeros por la duración del viaje.

En Chevallier también describieron las penurias que significa atravesar el Parque Lihuel Calel. “Salen de Santa Rosa con 20 minutos de retraso y llegan a Roca una hora y media después del horario anunciado. Es difícil seguir de esta manera”, indicaron en el local de venta de pasajes.

Lo que también es complejo –según admitieron en la terminal roquense– es alterar unilateralmente una ruta asignada por el Estado. El apoderado de Vía Bariloche sostuvo ayer que cuentan con antecedentes suficientes para demostrar que quisieron mantener el servicio por Casa de Piedra, pero que la falta de respuestas oficiales obligó a tomar la decisión menos deseada, sobre todo por los pasajeros.

Redacción central

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.