Diez denuncias de violencia sexista en menos de un año en la Fadecs

Polémica en la sede roquense de la Universidad del Comahue por los procesos de investigación. Consejeros advierten que hubo llamativas demoras. La mayoría de los casos se registraron este año. Son docentes y estudiantes que afirman haber sido víctimas de acoso y abuso en el ámbito académico.

02 jul 2018 - 00:00

Seis denuncias por violencia sexista, acoso sexual y abuso sexual en el ámbito académico ingresaron a la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UNCo durante los últimos cinco meses. Y diez casos en total se registraron desde octubre de 2017 a hoy, según comentó el decano, Andrés Ponce de León.

Las denunciantes son mujeres, estudiantes y docentes, que apuntan contra seis varones de la institución por distintos hechos de violencia de género. Tres de ellos son profesores, cuyas identidades no se revelaron públicamente por estar en pleno proceso administrativo.

Las denuncias se hicieron a través del “Protocolo de Intervención Institucional ante denuncias por situaciones de violencia sexista”, herramienta con la que cuentan las universitarias desde el 2014, luego de la sanción a un docente por discriminación sexista y abuso de poder en 2010.

Una de las consejeras docentes de la Fadecs, quien pidió reserva de su nombre, denunció a través de “Río Negro” que algunos de esos expedientes en curso (seis) están trabados por parte de la gestión de la Facultad, que las investigaciones no avanzan y que los plazos legales no se respetan.

Es por esto que algunas de esas mujeres que denunciaron haber sido víctimas de estos delitos dentro del espacio áulico y laboral, aún no tienen respuesta por parte del Consejo Directivo de la facultad, siendo que una de las denuncias fue hecha hace cinco meses.

Cuatro de esas seis denuncias aún están en comisiones del Consejo Directivo, según la fuente consultada. Llama la atención porque el protocolo de intervención estipula celeridad en estos casos, ya que una vez notificado el decano (48 horas después de la denuncia) tiene un plazo de hasta cinco días para tratar el tema en este órgano.

Otros dos casos contra estudiantes avanzaron en su tratamiento. Uno de los alumnos fue suspendido, mientras que el otro por acoso y abuso sexual está en medio de acciones sumariales.

“Todos estos plazos, en el caso de las seis denuncias, están vencidos, han sido alterados, no han sido respetados y son denuncias que se han ido acumulando”, acusó la docente. Con los tiempos vencidos “se beneficia a los denunciados que quisieran impugnar el proceso”, enfatizó.

En particular, explicó que una de las denuncias más polémicas es contra un docente y fue hecha en febrero por la víctima pero aún está en comisión. Según su visión, es criticable que aún no haya avanzado después de cinco meses.

“No llamaron a sesión extraordinaria” y el plazo para convocarla venció el miércoles pasado, dijo. “Creemos que esto se debe a que hay una protección desde la gestión”, ya que “la primer denuncia que es contra un docente de nuestra facultad, va a ser tratada en último lugar”, lanzó.

Por esto, “la gestión le aseguró al profesor unas felices vacaciones de julio antes de que podamos tratar el tema. Es una denuncia muy grave y no están permitiendo discutirla”, agregó.

“Hemos trabajado en comisiones, nos llevó muchísimo tiempo, cada situación amerita tiempos y trabajo para llevar a una sanción al denunciado”, concluyó.

El decano asegura que están tomando medidas preventivas

“Estamos tratando todos los casos”, expresó el decano Andrés Ponce de León en diálogo con “Río Negro”.

El máximo referente de la facultad aseguró que desde su lugar se están tomando todas las denuncias, negando la acusación política sobre las trabas a las investigaciones. “No es un protocolo que esté muy claro en sus procedimientos”, refutó.

“Se están tratando todos los casos y se toman las medidas preventivas que se consideran necesarias”, afirmó. Dijo que ya llevan cuatro reuniones en el marco de una sesión extraordinaria que se convocó hace más de un mes, pero que todavía no concluyó.

“Creería que vamos a convocar a sesión este miércoles para terminar esos casos, pero esto está todo en el Consejo Directivo y siendo tratado. No es que no se está actuando”, respondió.

Sobre la letra del protocolo, el jefe político de la facultad aseguró que –según se asesoraron con la sede central– “no es obligación” del decano convocar a sesión extraordinaria de Consejo Directivo en cinco días en todos los casos, aunque dejó un manto de duda asegurando que esta ordenanza no es muy clara.

“Estamos avanzando en establecer mecanismos más claros para el uso del protocolo en la facultad. Nos estamos asesorando con la Secretaria de Bienestar Universitario que de alguna manera que está confirmando lo que venimos haciendo”, dijo. “No estamos obturando ese proceso, sino avanzando”, reforzó.

Por otra parte, el decano opinó que las denuncias se dan “por el contexto político en el que estamos y que también empezamos a prestar oído a estas situaciones. Por otra parte, el movimiento de mujeres que influye para que esto pueda avanzar”.

“En los últimos años jamás se había presentado esta situación y, como todo lo nuevo, nos ha llevado un tiempo ponernos a tono con la aplicación del protocolo”.
Andrés Ponce de León
El protocolo fue elaborado por la Colectiva Feminista La Revuelta luego de que la Comisión de Mujeres de la Fadecs lograra la exoneración de un docente de Locución.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.