Lito, el niño grande que crea sus propios juguetes

Tiene 43 años y nunca deja de jugar y crear con materiales que muchos tiran a la basura. Planchas, mouse, computadoras, aspiradoras y grabadores toman vida en sus manos.

17 ago 2018 - 14:04

“Este es un marciano leyendo el horóscopo”, dice Lito señalando un robot creado con una impresora, mouse, cartón y gafas viejas que miran una revista sostenida por cables de computadoras.

“Acá tengo una nave espacial con dos marcianos”, agrega y explica que la construyó con una vieja aspiradora y dos celulares, transformados en pilotos.

Su nombre real es Héctor Raúl Mux. Tiene 43 años y no puede evitar transformar todo lo que llega a sus manos en un personaje o un elemento que sirva para jugar o simplemente como solución a un problema del hogar, como por ejemplo los tres teléfonos antiguos que cuelgan de una madera como un perfecto perchero.

Lito, el niño grande que crea sus propios juguetes

“Lito” como lo conocen todos, conserva la inocencia e imaginación de un niño, a pesar que las canas que ya aparecen en su cabeza delatan su edad aproximada.

“Cuando era chico recuerdo que jugábamos con mi amigo “condorito” Fleitas en el horno de ladrillos de su papá. Con el barro que su papá hacía los ladrillos, nosotros fabricábamos pequeños adobes en latitas de caballa. Con esos ladrillitos de barro construíamos casas pequeñas, o cortábamos las latas y las transformábamos en camionetas”, dice Lito.

Lito, el niño grande que crea sus propios juguetes

Cuenta que fue a la Escuela Especial N° 1 y a la Laboral, pero que al poco tiempo dejó para emprender su propio camino. Admite que no sabe leer ni escribir y a pesar que lo ha intentado de grande, no logra concentrarse en las letras.

A pesar que no tiene estudios básicos, Lito puede desarmar una radio antigua y volverla a armar con su propio sonido. Son incontables las anécdotas de gente que la ha regalado artefactos que no andaban, pero al llegar a la manos de Lito, vuelven a funcionar. Y si la reparación es imposible, se reencarnará en un nuevo elemento, que generalmente suele ser un juguete o una obra de arte, como él lo asegura.

Así los viejos teléfonos se han convertido en veladores, las impresoras junto con parlantes viejos en robots, incluso uno de ellos es muy parecido al personaje de la película “ Wall-e”.

Lito, el niño grande que crea sus propios juguetes

Mientras nos invita a conocer a cada uno de sus personajes, cuenta que de adolescentes solían ir a los basureros con sus amigos del barrio, hoy Unter, donde la gente solía ir a tirar todo tipo de cosas.

“Entre las muchas cosas viejas que rescatábamos habían cuadros de bicicletas. Nosotros juntábamos todas las partes: el cuadro las llantas, el manubrio, pedales, etc y armábamos una bicicleta reciclada. Cuando la terminábamos se la dábamos al que no tenía bici”, relata.

Uno de sus robots, construido con un grabador y otros tantos materiales , habla y promociona el reciclado de materiales. Lito le coloca un casette y el robots habla.

La presencia de Lito en muestras callejeras hizo que pudiera mostrar sus trabajos artesanales como un “reciclopata” en el Museo de Ciencias Naturales y también en algunos Jardines de Infantes. “Cuando llevo los muñecos y autos a los Jardines, los chicos se vuelven locos y hasta piensan qué cosas tienen en sus casas para fabricar juguetes como los míos. Yo creo que si las maestras de plástica de las escuelas aprendieran estas cosas, los chicos no estarían tan pendientes de los celulares y buscarían crear más, imaginar más y de paso reciclar lo que otros tiran”, reflexiona Lito.

Lito, el niño grande que crea sus propios juguetes

Lito dice que está dispuesto a ir por los colegios a dar charlas a los niños/as para que creen sus propios juguetes, aunque no todos lo invitan. “Cuando les digo que no tengo movilidad para llevar los muñecos, se desaniman y ya no me llaman, pero a mi me gusta exponer o enseñar a fabricar juguetes reciclados”, se entusiasma.

Hace tres años su casa se incendió y perdió todas sus creaciones y las antigüedades que le gusta coleccionar, pero Lito no se desanimó y volvió a empezar. Ya tiene en su casa un pequeño lugar que parece un Museo del reciclado, con marcianos y naves espaciales que vienen a salvar un mundo lleno de basura.

Lito, el niño grande que crea sus propios juguetes

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.