Precios arriba, ventas abajo: el desafío de los verduleros es mantenerse

Los clientes buscan ofertas y llevan lo justo. Papa, lo que más compran. Hay comerciantes que optan por rematar mercadería –aunque no salven costos– antes de que se pudra en el cajón.

14 jul 2018 - 00:21

Ni la “onda saludable” los salva de la crisis económica. La venta de frutas y verduras bajóy el impacto se siente en los comercios del rubro. Los consumidores limitan las compras a lo indispensable y hay locales en donde los productos se echan a perder en el cajón. Las ofertas aparecen como la salvación para atraer clientes y mover la mercadería.

“Bajaron las ventas. Los clientes llevan menos de lo habitual, sólo básico”, apuntó Teofilo Moscoso, propietario de una de las 11 verdulerías dispersas en Stefenelli. Indicó que la compra promedio es de $ 100, y que abastecer la heladera de variedad de frutas y verduras para la semana una familia tipo de cuatro integrantes necesita unos $ 500.

“Lo sano no es lo más económico, pero la suba de la carne también se siente. Se vende mucha papa”, comentó el vendedor, que antes era productor pero que resolvió dedicar sus esfuerzos a ampliar el local y atender horario extendido. Abre de 8 a 22:30 de lunes a sábado, los domingos medio día. “Hoy comprar semillas e insumos para la huerta en precio dólar seria imposible”, aseguró.

“Para que la verdulería esté bien hay que tirar bastante, limpiar todo el tiempo y estar muy atento para remarcar los precios porque sino después no se puede reponer la mercadería”, enumeró el comerciante.

“La gente compra lo justo y necesario”, coincidió Luciano Crombas, dedicado al rubro hace 22 años. “Las ofertas nunca funcionaron tanto como en éste momento”, afirmó desde su local ubicado en la calle Evita casi Damas Patricias.

La promoción de papas es lo que más vende, en segundo lugar todos los cítricos (en plena temporada) que llevan por el combo de dos kilos por $ 35.

“El kiwi está a $ 90 el kilo, el zapallito más de $ 60, la berenjena $ 50. Más que inflación, la suba es una cuestión de temporada”, consideró y dijo que una compra promedio llega a los $ 80, “porque llevan un poquito de cada cosa como para cocinar algo para el día”.

Lo que mantiene la salida es la rúcula –el atado cuesta $ 10– y los tomates para la clásica ensalada.

Compran los huevos de a uno

La disminución de las ventas no distingue barrios, aunque los consultados dan cuenta de que la zona Norte de la ciudad es la más castigada por la crisis.

“Vendemos una palta cada cuatro bolsas de papa. Los kiwis los comimos nosotros, se pudrió medio cajón de naranja de ombligo y las de jugo las rematé para al menos salvar el costo”, explicó Héctor Vera, quién ante la brusca baja en las ventas registradas en los últimos meses resolvió achicar a la mitad el local de la calle San Juan al 3.700, en barrio Nuevo.

La oferta de la papa es lo que sostiene su negocio. En 10 minutos, entraron tres a pedir la promo de dos kilos por $20.

Vera atiende junto a Sonia Matamala, e intentan resistir con un puñado de ventas al día, que rondan en los $ 40. “Llevan seguro la oferta de papa, una zanahoria, una cebolla y los huevos de a uno. Sólo en fecha de cobro se llevan de a media docena”, agregó la mujer.

“La mentalidad de él es no tirar, pero termina vendiendo tan barato que no salva ni el costo. Es cierto que sino se pudre la mercadería, así al menos alguien la come y nosotros no perdemos todo, está muy difícil”, finalizó.

Image
“Hay que tirar bastante, limpiar todo el tiempo y estar muy atento para remarcar los precios, sino no se puede reponer”.
Teofilo Moscoso, verdulero al frente de un local de la calle Vintter, en Stefenelli.
Image
“Las ofertas nunca funcionaron tanto como ahora (...) se busca mantener la buena calidad y que siempre se vea lleno y fresco”.
Luciano Crombas, dueño de la verdulería ubicada en Evita casi Damas Patricias.
Image
“La gente come pura papa, que es lo más barato. Fuera de la papa, se llevan calabaza, cebolla, zanahoria y los huevos de a uno”.
Sonia Matamala, comerciante en la San Juan al 3700, en barrio Nuevo.
La disminución de las ventas no distingue barrios en la ciudad, aunque los comerciantes consultados dieron cuenta de que la zona Norte de la ciudad es la más castigada por la crisis.
alcanzó el kilo de frutillas, mientras que el kiwi trepó a los 90 por kilo. En este tipo de frutas los compradores llevan por unidad.
alcanzó el kilo de palta, uno de los productos básicos para muchos. La palta argentina, la opción más económica a $ 140.
se disparó el precio del kilo de zapallito verde o zucchini. Aseguran que subió porque está fuera de temporada.
$ 70
Para arriba
$ 260
$ 200
Roca

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.