Roces y facturas políticas por sesión frustrada

Desde la oposición reclamaron que los concejales del oficialismo se ausentaron y trabaron la autorización del presupuesto ampliado.



#

El concejal Ramos Mejía en soledad defendió a sus pares de bloque. Archivo

CONCEJO MUNICIPAL

La ausencia de cuatro concejales que impidieron el tratamiento de la ampliación presupuestaria que había solicitado el Ejecutivo municipal generó múltiples lecturas políticas y los concejales opositores se ocuparon de que no pase inadvertido.

El presidente del bloque oficialista, Alejandro Ramos Mejía, debió escuchar reproches de todo tipo por el faltazo de sus pares Ramón Chiocconi y Edith Garro, quienes se ausentaron al igual que Mauro González (aliado al oficialismo) y Carmen Giménez (socialismo).

Alfredo Martín (Frente Grande) dijo que “desde el punto de vista político es una irresponsabilidad dejar la carga de los ocho votos en la oposición”. Dijo entender al titular del bloque del PJ en su afán de “socializar culpas”, pero que “cuando se es oficialista hay que venir a sesionar aunque sea con el catre. Lo otro es un modo ‘light’ de hacer política”.

Irma Haneck (SUR) castigó también a los oficialistas ausentes. “A lo mejor no están hoy acá para poder decir dentro de un par de meses ´eso yo no lo voté´”. Finalmente, la adecuación presupuestaria y otros proyectos que interesan al gobierno serían aprobados este viernes, aunque la convocatoria recién quedaría formalizada 24 horas antes.

Haneck firmó junto a Leandro Lescano (FSP) y Elena Welleschik (UCR) una nota dirigida al presidente del Deliberante en la que expresaron su malestar por la sesión suspendida. Recordaron que el proyecto de presupuesto había ingresado hace pocos días y todos los bloques pusieron la mejor voluntad para consensuar el texto definitivo.

“La mayoría de los concejales ausentes resultan representantes del sector del gobierno, lo cual es inadmisible”, subrayaron.

Ramos Mejía intentó defender su posición, dijo que “no se trata de una cuestión numérica” y que la responsabilidad política “es de todos”. Pero admitió en cierto modo la inconducta de sus compañeros de bloque. “No les puedo poner grilletes para que estén en la sesión y voten -argumentó-. Está en la conciencia de cada uno”.

Lo ocurrido en el Concejo también repercutió puertas afuera. El ex candidato a intendente del partido Pueblo, Gustavo Gennuso, deslizó una crítica por twitter: “cómo puede ser que el oficialismo presente una ordenanza urgente y falten sus concejales ¿quién conduce?” aunque nada dijo de que otra de las ausentes fue Gimánez, quien llegó a la banca de la mano de su candidatura.

DeBariloche


Comentarios


Roces y facturas políticas por sesión frustrada