Rojkés pidió disculpas



La polémica por las declaraciones de la esposa del gobernador tucumano, Beatriz Rojkés de Alperovich, sobre el crimen de la niña de 6 años, obligó ayer a la senadora a pedir disculpas, en un caso que conmociona a la provincia y provocó la reacción de vecinos que quemaron la vivienda de un sospechoso. “Ante la tragedia vivida por la familia Figueroa, ante el horror e indignación que como madre y como abuela me produjo la crueldad del crimen, dije palabras por las que hoy sólo puedo pedir, humilde y sinceramente, perdón a la familia y a la ciudadanía”, dijo Rojkés en declaraciones a la prensa. “Si he dicho palabras imprudentes, me disculpo sobre todo ante a los papás de la niña, pero además con cualquier persona que pudiera haberse sentido afectado por mis declaraciones”, agregó la presidenta subrogante del Senado.


Comentarios


Rojkés pidió disculpas