Romera cerró el año con muchas expectativas

Había ganado una serie y terminó quinto en la final. Vuyovich y Wálter Tanoni, los nuevos campeones del TN.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

Javier Romera cerró este nuevo calendario en el Turismo Nacional dejando una sensación de optimismo para el año venidero.

Su clasificación en la final de la Clase 2 corrida ayer en el autódromo “Oscar A. Gálvez” pudo haber sido bastante mejor que el quinto lugar que la fría estadística está revelando.

Es que de no haber fallado a la hora de calcular el frenaje en una de los últimos giros de la dura competencia, seguramente el tercer puesto que tanto defendió a lo largo de las 18vueltas sería suyo.

El roquense había ganado su serie en gran forma, dando una vez más acabada demostración de lo que es conducir un auto como este VW Gol con una prestación tan admirable que le confía el preparador Tito Etchegaray.

En la final largó en primera fila, aunque del lado externo porque Claudio Bisceglia había hecho mejor tiempo al imponerse en su serie.

Romera no pudo contener la muy buena partida de “Rex” y se coló tercero, delante de Vuyovich que intentó siempre ganarle el puesto para asegurarse el campeonato.

El rionegrino había todo a la perfección, frenando, doblando y acelerando en el momento justo. Aguantó siempre la presión y por momentos se acercó a “Rex”. Sin embargo, en la vuelta final se pasó de largo en el frenaje y no sólo lo sobrepasó Vuyovich, sino que también aprovechó Marcelo Videle.

No obstante, el cierre de calendario de Romera es alentador. El auto mejoró mucho, resistió y quizá con algún ‘amuleto’ de la suerte, el 2001 le sonría mucho más al conductor.

Esta Clase 2 también coronó a su nuevo monarca. Es el salteño Nicolás Vuyovich, con un Volkswagen Gol, quien le ganó el duelo al porteño Claudio Bisceglia, a quien no le bastó ganar la competencia porque el joven de apenas 18 años finalizó tercero.

En tanto, Walter Tanoni se consagró campeón post mortem de la Clase 3 del Turismo Nacional, luego de que Daniel Stambul y Oscar Canela no sumaron los puntos necesarios para superar al fallecido piloto en la última fecha de la categoría.

En una jornada muy especial para todos los participantes del Turismo Nacional, Stambul y Canela no pudieron superar al malogrado Walter Tanoni, quien competía con una cupé Ford Escort XR3 y falleció en un accidente en ruta el 22 de septiembre.

El piloto es el segundo en coronarse campeón post mortem en el automovilismo argentino. El anterior fue Nasif Estéfano, en 1973, cuando se consagró en el Turismo Carretera.

Stambul, también a bordo de un XR3, abandonó en la primera serie de la Clase 3 por problemas mecánicos, y desde allí quedó descartado en la lucha por el campeonato al no conseguir un lugar en la grilla de partida de las dos competencias finales de hoy.

En el final de un fin de semana con muchos problemas, Canela apenas logró remontar tres puestos, del vigésimo quinto lugar que ocupó en la grilla de partida, y arribó en una posición que lo dejó a 21 puntos del campeón.

En el autódromo porteño se disputaron dos carreras para recuperar la que se suspendió por lluvia en el autódromo de Pigué, por la novena fecha del campeonato, pero la clasificación se unificó por suma de tiempos en ambas competencias.

Por ella, el ganador resultó Hernán Bradás, con un XR3, que fue acompañado en el podio por Omar Suriani (Volkswagen Polo) y por Alejandro Deguidi (Volksagen Gol). El triunfador en Buenos Aires se quedó con el trofeo “Walter Tanoni”.

En una de las pruebas, disputadas sobre 23 vueltas, tuvo una destacadísima actuación el rionegrino Ricardo Alzueta, clasificando en el segundo lugar a bordo de un Escort XR3 que l respondió de maravillas.

En tanto, Daniel Alzueta fue undécimo en la segunda carrera y ‘Lito’ Imaz padeció de muchos problemas que lo relegaron considerablemente al 24 lugar.


Comentarios


Romera cerró el año con muchas expectativas