Romera mostró su chapa de candidato

Lo más visto



PIGÜE (Especial).- Una impecable actuación sirvió para demostrar que el roquense Javier Romera está para pelear por el título en la competitiva y numerosa Clase 2 del Turismo Nacional. Ayer, en el autódromo de Pigüé, logró un valioso segundo puesto en una carrera que tuvo un emotivo desarrollo y donde tuvo que apelar a todo su manejo.

Para Romera nada fue sencillo en este escenario bonaerense. Por eso, terminó cerrando un muy buen negocio.

Desde la clasificación sabatina el roquense mostró que el equipo de “Tito” Etchegaray le había entregado un auto muy competitivo.

Pero tuvo que sortear algunos exámenes importantes. Primero, cuando le tocó correr su serie de ordenamiento bajo la lluvia y ganó después un gran trabajo. Después, en la primera final del certamen argentino. Y no es para menos.

En la misma largada, cuando el semáforo se puso en verde, al roquense se le rompió la primera en su auto y de nada le sirvió arrancar desde la primera fila.

No lo embocaron de atrás por milagro y quedó noveno, lejos de la punta. Igual, un par de vueltas alcanzaron para mostrar el auto que tenía y fue ascendiendo en las posiciones.

La prueba debió ser interrumpida en dos ocasiones permitiéndole el ingreso al auto de seguridad, primero por un incidente que involucró a varios autos cuando recién se cumplía parte del segundo giro y Romera ya estaba cuarto.

La segunda neutralización sucedió en la décima vuelta cuando el accidentado fue Martín Luque, con el roquense en tercera posición después de superar a Emanuel Moriatis.

González aguantó en punta hasta que Cordich logró sobrepasarlo en la vuelta dieciséis, después de una arriesgada maniobra.

Un giro más tarde González, en el mismo lugar, intentó devolverle la “gentileza” al líder, pero entró muy jugado en la curva y terminó en un despiste, luego de un polémico toque, que lo relegó en las posiciones.

De ahí hasta el final la lucha por el primer lugar quedó centrada en lo que podía hacer Romera para intentar arrebatarle el primer lugar a Cordich, pero el roquense debió conformarse con el segundo puesto pese a que en la última vuelta hizo el esfuerzo máximo, llegando a igualar la línea de marcha del líder, aunque sin espacio para superarlo.

Romera demostró que tiene el respaldo de un buen equipo, un auto muy competitivo y que a la hora de manejar tiene lo suyo. Si bien por ahora el triunfo de hace desear, el roquense sabe que ya llegará. Ayer demostró que es uno de los potenciales aspirantes al título.

“Un auto espectacular”

PIGÜE (Especial).- Sin ser de los más verborrágicos o efusivos a la hora de las declaraciones, el roquense Javier Romera mostró su satisfacción por el segundo puesto que logró en la primera prueba de la Clase 2 del Turismo Nacional. Resaltó el trabajo del equipo, señalando que “me entregó un auto espectacular. Estoy más convencido que antes de empezar el certamen que podemos luchar por el título. Este podio es para todos los que nos apoyan”.

El roquense destacó que “en la largada se me rompió la primera velocidad, por eso perdí varios puestos. Después pude recuperar bastante terreno, a pesar de la paridad que tiene la divisional”.

“En la última vuelta hice el intento de ganar pero “Nacho” (por Cordich) tenía la cuerda y un muy buen au- to”, apuntó Romera.

El piloto roquense no se cansó de elogiar el trabajo que realizó el equipo que comanda “Tito” Etchegaray, destacando que “el auto se arma entero en Río Colorado, con el sacrificio de gente que le dedica muchas horas por días. Para todos nosotros es una gran satisfacción cuando lo ponemos adelante en una clasificación, una serie o una final”.

Agregó que “por lo apuntado, estos resultados siempre tienen un gran valor. ¿El triunfo? Ya nos va a tocar. Por ahora, la consigna es sumar en cada carrera la mayor cantidad de puntos posibles. Y después se vera, pero ganar es la consecuencia de un trabajo bien organizado”.a

Alzueta llegó en los puntos

PIGUE (Especial).- Los pilotos regionales que participaron en la primera final de la temporada de la Clase 3 del Turismo Nacional lo hicieron con buenos resultados parciales. El mejor en el cómputo final resultó el viedmense Ricardo Oscar Alzueta, quien consiguió el décimo puesto.

La prueba fue ganada por Omar Tanoni, escoltado por Hernán Bradas y Lucas Armellini.

Alzueta terminó décimo después de una carrera con muchos golpes en la pista.

Mientras, el piloto barilochense “Lito” Imaz mos- tró su potencial en su serie de ordenamiento, donde terminó tercero.

En la final, a una vuelta del final quedó su auto afuera de la pista, en una posición peligrosa, por lo que no pudo completar la prueba.to


Comentarios


Romera mostró su chapa de candidato