Romera se justifica

EL BOLSÓN (AEB).- El intendente Romera, consultado en su despacho mientras se sucedían los incidentes, admitió que "esto está jodido" y que él mismo instruyó al cuerpo de Guardias de la plaza Pagano para "que no se dejen pegar".

Este diario le hizo notar que al menos uno de los agentes municipales tenía una cachiporra.

"Se los quitaron a los manifestantes, hasta un fierro", justificó el intendente.

-Riffo tenía una cachiporra desde el comienzo.

-Bueno, pero esto está pasando de castaño a oscuro. Lo que les dije a los muchachos -y me hago responsable- es que no se dejen pegar.

-¿No le parece que un agente municipal no puede estar con una cachiporra?

-¿Y ellos sí pueden pegarnos con fierros, con cuchillos? Nosotros que estamos trabajando, defendiendo una forma de vida de un pueblo... ¿qué tenemos que hacer, irle a pedir disculpas? No. Los derechos humanos son para todos. No puede ser que el tipo que se gana el pan para llevarlo a su casa, esté expuesto a que estos lo lesionen.

El intendente cargó también contra los militantes de Polo Obrero que, según su opinión, están fogoneando a los vendedores. Tampoco se salvaron los feriantes de la región a quienes Romera les atribuyó inmovilismo para defender su fuente de trabajo.

"Los feriantes -dijo- lo único que han hecho es venir a reclamar y quejarse de que están perdiendo ventas pero, actos en concreto no han hecho absolutamente nada para defender su fuente de trabajo".


Comentarios


Romera se justifica