Romero y Cabrera brillaron sin temor a Woods

Argentina y Nueva Zelanda comparten el primer lugar en la Copa del Mundo de golf. La afamada dupla de Estados Unidos cayó ante los locales. Gran respuesta del público.



Con una impecable actuación, el equipo argentino de golf integrado por Eduardo Romero y Angel Cabrera le ganó ayer el duelo los estadounidensese Tiger Woods y David Duval, y junto a Nueva Zelanda se colocó como líder de la Copa del Mundo.

Los diez birdies de Romero y los destacados putts de Cabrera se asociaron para concretar un magnífico recorrido que fue seguido por algo más de veinte mil aficionados en los links del Buenos Aires Golf Club de Bella Vista.

El equipo argentino sumó 57 golpes, quince bajo el par, y superó el primer desafío, al no amedrentarse ante la potente dupla de los Estados Unidos, que sumó 61 y que extrañó el talento del número uno mundial, que tuvo una opaca tarea con sólo dos birdies.

La pareja nacional tuvo un inicio demoledor en los primeros nueve hoyos, con ocho birdies (los seis primeros consecutivos), mientras que Estados Unidos no desentontó, porque Duvall demostró su talento y salvó la mala tarde de Woods.

El comienzo del recorrido fue accidentado. El ruido producido por las cámaras fotográficas antes de cada tiro sacó de quicio a la mayoría de los golfistas, sobre todo a la gran estrella del torneo, que se quejó ante los reporteros gráficos.

La primera mitad del recorrido mostró a una pareja argentina que funcionó a la perfección. Superó al nerviosismo de los primeros instantes y ganó la confianza necesaria para “perderle el respeto” a los estadounidenses.

Romero acertó desde el comienzo, logró el primer birdie para la Argentina y fue ovacionado por la multitud que comenzó a alentar a los cordobeses. El “Pato” no se quedó atrás y en el segundo hoyo bajó el par.

Al final del recorrido de ida, Romero y Cabrera terminaron con cuatro birdies cada uno.

La clave del equipo argentino fue la concentración y la cohesión de sus integrantes, mientras que en el rival hubo poco diálogo y esporádicos festejos, sobre todo cuando Duvall acertó dos aguilas (en los hoyos seis y catorce).

Woods se mostró molesto y en más de una oportunidad le entregó con pocos modales el putter a su caddie. Visitó varias veces los bankers de arena y tiró la pelota una vez al agua.

En el recorrido de regreso se vio lo mejor de Romero. El cordobés apeló a su experiencia y concretró seis birdies para darle a Argentina el primer puesto com partido con Nueva Zelanda, pareja integrada por Frank Nobilo y Greg Turner.

En el hoyo 18, los argentinos fueron recibidos con un cerrado aplauso y gritos de aliento. Allí, Cabrera tuvio la chance de dejar al representante local con el liderazgo absoluto, pero falló un putt de cuatro metros, y cerró en par.

Los neocelandeses contaron con la regularidad de Turner, que cerró su tarjeta con nueve birdies, y algunos destellos de Nobilo, quien encajó un águila en el hoyo 14, sumados a cinco birdies más.

Detrás de Argentina y Nueva Zelanda quedaron Australia, con 58 golpes y Japón, con 60.

Estuvieron De la Rúa y Menem

BUENOS AIRES (DyN).- Cuando ayer poco antes de las 11 anunciaron en la sala de prensa el arribo del presidente Fernando De la Rúa, de repente los periodistas irrumpieron en un cerrado aplauso ¿Qué había ocurrido? La persona encargada de suministrar la noticia de la presencia en el lugar de Carlos S. Menem lo hizo señalando “el actual presidente”.

Una vez concluída la ceremonia de entrega de premios en los que ambos estuvieron presentes, De la Rúa y Menem se dirigieron al alón Vip, donde aprovecharon para ver juntos los últimos palos e indumentaria de golf que hay en el mundo.

También se quedaron maravillados con un driver que recientemente se puso a la venta en el mercado.

Una verdadera explosión que se sintió en todo el ámbito del Buenos Aires Golf provocó el público en el momento que llegaron al tee del hoyo uno Romero y Cabrera.

El entusiasmo se renovó ante el excelente tiro de salida de los cordobeses, mientras que un murmullo de admiración se escuchó ante el soberbio tiro de Tiger Woods, un jugador de otra dimensión.

Una marcada paridad en las posiciones

Argentina y Nueva Zelanda lidera la Copa Mundial de golf, después de cumplirse la primera jornada en los links del Buenos Aires Golf Club de Bella Vista.

La clasificación es la siguiente: 1º) Argentina, y Nueva Zelanda, 57 (-15); 3º) Australia, 58 (-14), 4º) Japón, 60 (-12); 5º) Canadá, Corea del Sur y Estados Unidos, 61 (-11); 8º) Zimbabue, Francia y Alemania, 62 (-10); 11º) Tailandia y España, 63 (-9); 13º) Suiza, Escocia, Paraguay e Irlanda, 64 (-8); 17º) Sudáfrica, 65 (-7); 18º) Colombia e Inglaterra, 66 (-6); 20 º) Venezuela, 67 (-5); 21º) Tri- nidad y Tobago, Gales y Finlandia, 68 (-4), y 24º) Malasia, 70 (-2).


Comentarios


Romero y Cabrera brillaron sin temor a Woods