Rozas intentará endurecer la oposición de la UCR en el Congreso

Agita cambios en la jefatura de los bloques para restar quórum a proyectos clave para el gobierno

BUENOS AIRES (ABA).- La tarde del último martes ardió Troya en el comité nacional de la Unión Cívica Radical. El titular de la UCR, Angel Rozas increpó duramente a los dos jefes de bloque, Horacio Pernasetti (Diputados) y Mario Lozada (Senado), en la interpretación de que " hay cierta parsimonia en la acción opositora parlamentaria".

El triunfo en el reciente Congreso partidario, impulsando la figura de Adolfo Stubrin, permitió al chaqueño volver a soñar con su protagonismo en la soñada recuperación del partido.

"Alguna vez voy a ser Presidente de la Nación", suele hacer autobombo ante sus colaboradores. Hoy por hoy se concentra en edificar una oposición radical agresiva. Se queja cuando lee lo diarios y percibe que el ARI de Elisa Carrió gana el escenario de adversario del gobierno con una porción ínfima de diputados .

Apunta directamente al catamarqueño Pernasetti quien rechazó injerencias en el manejo de las estrategias del bloque parlamentario.El retraído boina blanca es un hábil negociador puertas adentro del Congreso, al punto que construyó una excelente relación con el peronista bonaerense Eduardo Camaño.Al tercero en la sucesión presidencial, le ha prometido tener un actitud responsable, sin especular con la quita de quórum.

Rozas quiere restar número en el controvertido debate de los superpoderes para el jefe de gabinete. Ya trabaja por debajo del mando para formar un bloque que le responda sin tantos corcoveos. Su aspiración de máxima es poder renovar la jefatura de bloque impulsando la figura del mendocino Roberto Iglesias. Un conservador parece ser una fórmula atractiva en tiempos que el gobierno y Carrió, con diferentes ínfulas, coparon la centroizquierda.

De todos modos en el Senado, Rozas tendrá dificultades en hacer penetrar su estrategia, ya que la característica corporativa entre radicales y peronistas es un símil del "Impenetrable" en el Chaco.

Comentan que lo que más alteró el ánimo del chaqueño fue el último viaje de "K" a Washington, en el que subió al avión a los dos jefes de la bancada radical." Cómo vamos a ayudar a este mandatario a construir una imagen seria afuera, cuando en lo interno se comporta con la oposición como un autoritario", les reclamó a sus correligionarios.

En casa del Gobierno siempre machacan que el único diálogo que le interesa al primer mandatario es el que tiene lugar en el Congreso. Aunque lo desmienten, este puente lo levantó ayudado por la relación personal con Alfonsín.

El veterano líder radical fue el único en respaldar el tramo actual de las negociaciones con los bonistas y ahora está preparando un nuevo y categórico apoyo para cuando cierre la negociación. Si hay acuerdo perderían chances los sectores de la derecha, que especula Alfonsín estarían conspirando. Cree Alfonsín que Kirchner se verá en la necesidad de tejer alianzas si es que quiere la reelección.

¿Qué hará entonces la conducción actual de la UCR?

Es posible que se doble pero no se rompa, aunque las reubicaciones de un año electoral terminen situando un radicalismo piloteado por Alfonsín como una suerte de oficialismo crítico y una oposición dura encarnada en Rozas.

Horacio Caride


Comentarios


Rozas intentará endurecer la oposición de la UCR en el Congreso