Rusia aprovecha aliados y vende



#

Chávez prepara a sus militares una "guerra asimétrica" pero compra armas para una convencional.

Por NÉSTOR ROJAS MAVARES

Cuando el presidente Hugo Chávez afirma que su revolución bolivariana es pacífica pero está armada, no es pirotecnia verbal.

En cada ceremonia militar se ocupa de mostrar los equipos comprados a Rusia que han transformado el perfil de la defensa venezolana y seguidamente afirma que su gobierno está amenazado por el "imperio" de Estados Unidos y eso justifica la negociación de emblemas de la industria bélica rusa como aviones caza Sukoi-30 y fusiles AK-103. El cambio del equipamiento militar llegó en el momento de mayor tensión con el gobierno del ex presidente George W. Bush, a quien Chávez acusó de pretender una invasión armada para derrocarlo, pero los niveles de alerta y confrontación han bajado con la administración del presidente Barack Obama.

Chávez tiene en agenda la compra de submarinos, carros blindados y tanques rusos, además de aviones chinos y equipos antiaéreos iraníes, cuya adquisición podría depender, más que de las eventuales nuevas tensiones con Washington, de la recuperación de los ingresos petroleros, que cayeron desde mediados del 2008 por la crisis global.

Analistas en Caracas sostienen que Chávez fue prácticamente empujado a equiparse en Rusia por el gobierno de Bush, que estableció un embargo de armas a Venezuela que dejó inoperativa la escuadra de aviones de combate F-16 que el país había comprado en los años ´80. Sin embargo, hay una corriente que interpreta el acercamiento a Rusia como el bloque que pone el mandatario venezolano en el muro antiimperio y que hace fuerza contra el capitalismo en un momento de dificultades para su poderío económico.

Venezuela invirtió más de 4.000 millones de dólares entre el 2004 y el 2007 en compras a Rusia que incluyeron 24 aviones Sukoi-30, 53 helicópteros de transporte y artillados y 100.000 fusiles de asalto AK, así como un número no revelado de unidades de un sistema antiaéreo portátil. La Fuerza Aérea venezolana tenía en el 2005 86 aeronaves de combate, incluyendo 22 F-16. Mientras caminaba la negociación de los Sukoi, Chávez amenazó con enviar esos aviones a Cuba o China para que "ellos vean la tecnología".

La llegada de helicópteros rusos a territorio venezolano ha tenido poca fortuna, ya que la Fuerza Aérea perdió hasta el momento cuatro aparatos que se estrellaron en distintos accidentes.

El material ruso no es desconocido en la región, ya que otros países, como México y Colombia, poseen helicópteros, pero Venezuela tenía una tradición de equiparse principalmente de Estados Unidos, Francia e Inglaterra.

Después de Brasil, Chile y Colombia, Venezuela es el país que más gasta en la región y el año pasado Moscú otorgó a Chávez un crédito de 1.000 millones de dólares, lo que hace prever nuevas adquisiciones. (DPA)


Comentarios


Rusia aprovecha aliados y vende