#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

Rutas congestionadas



NEUQUEN (AN).- Domingo 20 horas. Rotonda de Arroyito, donde las rutas 22 y 237 se cruzan. Los automóviles circulan hacia Neuquén a paso de hombre en una extensa fila que mide casi dos kilómetros. Todos quieren llegar a destino, pero la marcha será muy lenta desde ese punto hasta la capital. Lo único que queda para seguir adelante es armarse de paciencia.

La gran movilización de turistas hacia distintos sitios de la provincia, combinado con estrictos controles de tránsito de la Policía sobre la ruta 22, más los semáforos de Senillosa y Plottier, transformaron en pesadilla el regreso de las familias a casa tras el fin de semana largo.

Puestos de control en Arroyito, en Senillosa y en Plottier probablemente contribuyeron a evitar accidentes, pero también a complicar el tránsito sobre la ruta 22 en el peor horario, cuando Semana Santa bajaba el telón.

La ruta 22, en el tramo aludido, estaba cargada de automóviles como pocas veces se vio. Era un automóvil detrás de otro que podían avanzar, en promedio, a 40 kilómetros por hora. Los congestionamientos se dieron en Arroyito, dos kilómetros antes de Senillosa y bastante antes de Plottier.

La policía informó ayer que, en el marco del operativo preventivo, se registró un solo accidente, sin víctimas graves. Ocurrió sobre la ruta 237, cerca de Piedra del A-guila, cuando un Peugeot 505 volcó y tres personas resultaron con lesiones leves.

El jefe de la Policía neuquina, Wálter Cofré, dijo, en declaraciones radiales reproducidas por el boletín de prensa de la Gobernación, que los resultados del operativo de seguridad fueron "óptimos" y subrayó "la aceptación, por parte de los turistas, en cuanto a disminuir la velocidad en zonas peligrosas y, sobre todo anoche -por el domingo-, en que mucha gente quería llegar temprano a su domicilio".


Comentarios


Rutas congestionadas