Saadi y Bussi en la cámara baja

El corte de boleta les dará fueros a dos controvertidos dirigentes.




El actual gobernador tucumano Antonio Bussi, y el ex mandatario de Catamarca, Ramón Saadi, ocuparán bancas en el Congreso de la Nación, ya que -pese a que en ambas provincias ganó la fórmula presidencial de la Alianza- el corte de boletas favoreció a los dos controvertidos dirigentes, que mantendrán sus fueros.

En Tucumán, la Alianza se imponía en la elección presidencial, aunque el triunfo en los comicios de diputados nacionales le correspondía al PJ, debido al corte de boleta que permitía al actual gobernador Antonio Bussi, de Fuerza Republicana, retornar al Congreso de la Nación.

El corte de boleta en favor del bussismo fue en detrimento de la lista aliancista de diputados. En las legislativas se imponía el PJ con 39,02 por ciento, la Alianza conseguía el 32,53 por ciento, Fuerza Republicana le seguía con el 17,84 por ciento, en tanto Acción por la República lograba el 8,57 por ciento. De no variar la tendencia, el Justicialismo obtendría dos escaños, correspondientes a la ex senadora Olijela del Valle Rivas y el diputado reelecto Alberto Herrera, por la Alianza ingresarían a la Cámara Baja Carlos Courel y el ex diputado José Vitar, en tanto el quinto sería Bussi.

En ámbitos políticos locales circuló la versión de que Bussi renunciaría a su puesto de diputado provincial, por el que había sido electo en junio pasado, para dedicarse de lleno a su retorno a la Cámara de Diputados de la Nación.

En Catamarca, la fórmula presidencial de la Alianza le ganó con amplitud a la del partido Justicialista, pero el oficialista Frente Cívico y Social -que apoyó a Fernando De la Rúa-Carlos Alvarez- y el peronismo mostraron una gran paridad en la elección de diputados, logrando un escaño cada uno, lo que le permitirá al ex gobernador Ramón Saadi retornar al Congreso.

Para diputados nacionales, el Frente Cívico conseguía 45,55 por ciento de los votos y el PJ el 42,85. El Frepaso lograba 9 por ciento.

Matzkin y Baglini

Varias figuras tradicionales ocuparán otra vez bancas en la Cámara de Diputados desde diciembre, a juzgar de los datos obtenidos de los comicios de ayer.

Por La Pampa, volverá al Congreso el peronista Jorge Matzkin, conocido por su "muñeca" para la negociación política en materia presupuestaria.

El resultado en Mendoza, en tanto, garantiza una banca al radical Raúl Baglini, también prestigioso operador de acuerdos interpartidarios. Por esa provincia, llegará a la Cámara Jorge Baldrich, un economista que llega por alianza entre Acción por la República y el partido Justicialista.

Entre Ríos convirtió en diputado al exgobernador Jorge Busti.

Con menos prestigio que los citados, llegarán el actual gobernador tucumano Antonio Bussi y el ex riojano Ramón Saadi.


Comentarios


Saadi y Bussi en la cámara baja