Sacerdote admirador de Videla sigue en su cargo



“No fueron 30.000 ni fueron inocentes. Feliz cumpleaños, General! Un soldado nunca pide perdón por haber salvado a su patria de una dictadura comunista”, fue la frase que el sacerdote pampeano Jorge Luis Hidalgo publicó en el grupo “Videla Forever” de la red social Facebook, que en la actualidad tiene más de dos mil “me gusta”, el 2 de agosto del año pasado. Ante estas declaraciones con gran repercusión en los medios, Mario Aurelio Poli, flamante sustituto de Bergoglio en el país, respondió con una carta enviada a todos los sacerdotes de su diócesis para calmar las aguas. En la misiva detalló que las palabras de Hidalgo “son ajenas a nosotros y a nuestro oficio la amar, nos causó un profundo pesar y le causó un grave daño a la Iglesia” y juzgó el episodio como un “insoportable escándalo en la sociedad”. Pero no tomó medidas drásticas con el sacerdote en cuestión, sólo llamó a que “modifique sus actitudes”. Tampoco hizo declaraciones respecto a un grupo de personas que se presentó en una celebración de Hidalgo con bigotes de Adolfo Hitler y haciendo el saludo característico nazi a los presentes. Hasta la actualidad, el sacerdote admirador de Videla sigue en su parroquia, confirmó Norberto Asquini, periodista del diario pampeano La Arena. La secretaría de Derechos Humanos de la provincia de La Pampa presentó una denuncia para que se investigara si las declaraciones del cura constituían una apología del crimen, ya que reivindicó la última dictadura militar. Sobre la denuncia aún no hay novedades, dijo el secretario Rubén Funes. De todas formas, Hidalgo no se retractó públicamente de sus palabras y en la última entrevista que le pudo realizar un medio aseguro que “ cada uno puede pensar lo que quiere”. (Carlos López)


Comentarios


Sacerdote admirador de Videla sigue en su cargo