Sack, Sack y a la punta

El Rojo venció a Madryn por 2-0 con goles de Alan y quedó como único líder de la zona 1.

Independiente de Neuquén disfruta de uno de los momentos más importantes de sus último 30 años. El Rojo, que el miércoles enfrentará a Racing de Avellaneda por los 32avos de final de la Copa Argentina, presentó ayer una formación alternativa que se las arregló para vencer a Deportivo Madryn por 2-0 y así catapultares a lo más alto de la tabla de la zona 1 del Torneo Federal A. No fue sencillo para Independiente enfocarse en el duelo ante Madryn teniendo tan cerca el encuentro contra la Academia en cancha de Lanús. El “muletto” que presentó Gustavo Coronel hizo un buen papel y ganó un encuentro duro que se definió en el final con dos goles de Alan Sack. El trámite de la primera parte fue parejo, con pocas llegadas y con la imprecisión en los pases como marca registrada. Independiente pisó el área de Pereyra a los 19´ y a los 30´, pero ambos jugadas carecieron de riesgo. En el complemento el dueño de casa demostró carácter para superar a su rival. A los 8´ se observó la primera buena combinación del Rojo cuando se juntaron Alan Sack y Nico Finessi para darle forma a una gran contra que llevó riesgo al arco de Sebastián Pereyra. Cinco minutos más tarde volvió a entrar en acción Sack. La figura de la tarde habilitó a Hugo Hernández pero este no pudo superar la resistencia del arquero del Depo. Coronel movió el banco de suplentes, tiró al campo a Lucero, Vergara y Berra; de esta manera el equipo se adueñó de la pelota y conquistó definitivamente el terreno ajeno. A los 32 minutos Víctor Manchafico se disfrazó del alemán Lothar Matthäus al dominar la pelota en campo propio y encarar varios metros dejando rivales en el camino. El central le entregó el balón a Lucero y este habilitó a Sack que con una impecable definición anotó el 1-0. Cuatro minutos después el delantero volvió a convertir luego de una jugada de Hugo Hernández que lo terminó dejando cara a cara con Pereyra. Sack fue letal con su pierna izquierda y le puso el moño a una tarde que soñó desde su debut. De esta manera Independiente construyó una gran victoria que le permitió llegar a la cima de la tabla en la semana en la que jugará su partido soñado en Buenos Aires y ante uno de los grandes del fútbol argentino.


Comentarios


Sack, Sack y a la punta