Sáez tuvo su ayuda celestial

El delantero marcó su primer gol y atraviesa uno de sus mejores momentos.





#

"Soy muy creyente", explicó el delantero cuando le preguntaron por los rezos.

CIPOLLETTI (AC).- La ansiedad por gritar un gol con la camiseta de Cipolletti se le notó al tocar el primer balón. "La Visera" se dio cuenta de sus ganas y por eso lo alentó hasta el final del partido, cuando finalmente Henry Sáez logró convertir en realidad su anhelo.

En el día después de dejar su sello en el club cuyos colores defiende desde que era apenas un niño, el "Goldo" -19 años- charló con "Río Negro" y no pudo ocultar la emoción que le provocó haber convertido.

- Te digo la verdad, todavía estoy emocionado. No puedo creer lo que estoy viviendo. Jugar en la primera de 'Cipo' y hacer un gol, es el sueño de toda mi vida.

- Mostrarte ahora es clave.

-Significa muchísimo porque puedo demostrarle al técnico que si me necesita, estoy para jugar. Creo que no fallé, y eso me pone muy contento.

- Jugaste por Padua. ¿Te dio consejos?

- Tenemos una muy buena relación y el "Loco" me ayuda mucho. Me da indicaciones de cómo debo moverme en algunas situaciones. Él es un grande y trato de prestarle mucha atención a lo que me dice. Ayer (por el domingo) me dijo que podría haber hecho otro gol si llegaba un paso más adelante cuando "Manolo" (Berra) le pegó cruzado, y creo que tiene razón.

- A la gente le quedaron grabados tus rezos...

- Soy muy creyente y lo hago siempre, no es una cábala. Antes del partido me encomiendo a la voluntad de Dios y por suerte me dio una mano.

- ¿Sentís que acertaste con tu regreso desde Roca?

- Creo que fue una buena decisión, más allá de que en Roca crecí porque tuve minutos en cancha, pero tenía ganas de volver porque soy muy hincha de 'Cipo', y ver festejar a mis viejos, mi familia y mis amigos, un gol mio con la camiseta albinegra es algo que no me lo olvidar nunca. Un sueño hecho realidad.

-¿Cuál es el secreto de este plantel, que cambia jugadores pero mantiene el nivel?

- La unión del grupo, sin dudas. Hay mucha predisposición para el trabajo y todo se hace con mucha seriedad.


Comentarios


Sáez tuvo su ayuda celestial