Saiz reclamó a Unter no tomar a los alumnos como "rehenes"

El gobernador inauguró las sesiones de la Legislatura con advertencias a los docentes. El discurso casi no tuvo anuncios. Repitió la convocatoria al diálogo y la concertación.




VIEDMA (AV).- El gobernador Miguel Saiz inauguró el período de sesiones ordinarias de la Legislatura advirtiéndole a la Unter que no permitirá que los alumnos sean "rehenes de intereses sectoriales ni corporativos".

Además, pidió a la dirigencia del gremio docente que actúe con "sensatez y responsabilidad".

Una parte del mensaje en la Legislatura se direccionó claramente al paro convocado para mañana y el martes, que impedirá el normal inicio de las clases en Río Negro en los niveles Inicial y Primario.

En cambio, Saiz no hizo ninguna referencia al crítico informe de la defensora del Pueblo, Ana Piccinini, efectuado el viernes en ese recinto y que concluyó con el retiro de la funcionaria después de cruces con legisladores oficialista y ex ministros.

El fervor y pasión del viernes contrastó con el desapasionado y anodino mensaje de ayer.

El gobernador utilizó hora y media para su lectura, insistiendo en el compromiso al diálogo y los consensos con un repaso de acciones y obras realizadas, y promesas de otras por venir.

Al principio, Saiz detalló los objetivos de su gestión, orientada a una "provincia equilibrada, equitativa y sustentable" y sabiendo de "condiciones externas e internas propias para instrumentar procesos complejos de cambio". Entendió que "el rumbo no depende exclusivamente de las decisiones" del gobierno sino "también del grado en que (se dé) la participación responsable y la conciencia de los intereses colectivos".

Luego reiteró sus cuestionamientos a los "agoreros que hablan de crisis que nunca estallan y que se regodean en visiones negativas pero que jamás arriesgan definiciones ni aportan ideas". Insistió después en "promover el diálogo", construir "consensos e impulsar una cultura de la tolerancia". Reiteró que "la concertación de ideas e iniciativas" se debe imponer "sobre el sectarismo y la intolerancia".

En otra parte, Saiz consideró que "las acciones u omisiones que puedan existir fueron parte de un capitulo que todavía se está saldando", destacando al Estado como "moderador de conflictos, promotor de integración, desarrollo social y fortalecimiento de las instituciones".

Volvió a hablar de "diálogo social" y mencionó ese objetivo con la actitud de su gobierno al compartir la creación de la Universidad de Río Negro.

Mencionó "obras prioritarias en materia de infraestructura", como el proyecto integral del río Negro que "suministrará 800 megavatios/hora al año", equivalente al consumo del Alto Valle.

Ratificó que la "producción tendrá un lugar trascendente". Mantuvo el entusiasmo por "las inversiones petroleras", que estimó llegarán a 350 millones de dólares. También destacó que mañana firmará con Nación un acuerdo de refinanciamiento, pero advirtió sobre "la incidencia de la inflación" en esos pasivos.

No faltaron las menciones de logros impositivos, reiterando la "innovación" en Inmobiliario por "su sinceramiento de valuaciones" y que "pagarán más quienes más tengan". Evitó otras precisiones, considerando que ese tributo está en revisión.

Repasó inversiones y políticas en Educación, Seguridad y Salud aunque no hizo mención del pasado y del futuro del Ipross. En relación a los municipios, adelantó programas de Financiamiento Ordenado y goteo diario.

En Educación defendió las reformas planteadas y manifestó que "el objetivo fundamental son los alumnos".

Al final, anheló que su gobierno "sea reconocido por la fuerza de su coherencia" y, entre otros objetivos, por "la concertación y el diálogo".


Comentarios


Saiz reclamó a Unter no tomar a los alumnos como «rehenes»