Saiz respaldó a Lago Escondido

Recibió durante una hora y media a Nicolás Van Ditmar y saludó a las personas que acompañaron al empresario desde El Bolsón.

#

Marcelo Ochoa

Saiz saluda a los manifestantes. Se comprometió a interiorizarse del trámite judicial sobre el camino.

VIEDMA (AV)- A su regreso de Canadá, el gobernador Miguel Saiz recibió a una comisión encabezada por el representante local de la empresa Hidden Lake SA, Nicolás Van Ditmar, y luego salió a la plaza San Martín a saludar a medio centenar de manifestantes que habían permanecido en ese espacio público mientras se desarrollaba la reunión en Casa de Gobierno.

Del encuentro, que comenzó minutos antes de las 18 y se extendió hasta casi las 19.30, participaron los allegados al magnate Joe Lewis, propietario del inmueble, quienes desde hace varios días están manifestando su rechazo a que la Justicia habilite un acceso irrestricto al público al lago Escondido por un camino que consideran privado, junto al que se construyó el complejo propiedad del multimillonario inglés. Los manifestantes señalan que la empresa ya garantizó el acceso por una servidumbre de paso.

También ingresó unos minutos al despacho durante el encuentro el candidato a gobernador, ex intendente de El Bolsón y actual ministro de Educación César Barbeito, quien anteayer se negó en conferencia de prensa a emitir una posición respecto de este conflicto.

Saiz fue el primero en salir de Casa de Gobierno seguido por los demás participantes de la reunión y, sin hacer declaraciones, se dirigió a la plaza donde saludó a los empleados y vecinos de la zona lacustre, ante quienes se comprometió a interiorizarse de la cuestión judicial.

“Sabía que estaban, yo estaba fuera del país y regresé ayer -por el martes- a la mañana. Después de interiorizarme con la gente de Lago Escondido acerca de los últimos acontencimientos y a partir de ahora, vamos a seguirlo con atención, para saber cuáles son los últimos pasos que pueda dar la Justicia”, expresó el mandatario provincial ante la mirada atenta de medio centenar de personas.

Luego, en tono amistoso les manifestó que esperaba “que la hayan pasado bien, si bien el motivo no era demasiado grato, que hayan aprovechado a conocer los que no conocían toda esta zona, que también es Río Negro y que tengan un feliz regreso a casa”.

Finalmente reiteró “el compromiso del Poder Ejecutivo de interiorizarse” de la situación y se marchó hacia Casa de Gobierno rechazando bruscamente hablar con “Río Negro”.

De esta forma, Saiz volvió a plantear una fuerte diferencia con su vicegobernador, Bautista Mendioroz, quien mientras estuvo al frente del Ejecutivo -cuando Saiz estuvo en Canadá- declaró que “los fallos judiciales están para acatarlos” y rechazó las expresiones de Van Ditmar acerca de que si hace falta esperarán a quienes pretendan entrar al campo de Lewis “con el Winchester en la cintura”. Al respecto Mendioroz dijo que tal afirmación constituye una apología del delito.

Ayer el gobernador recibió a Van Ditmar y a varios de sus colaboradores durante casi una hora y media y después saludó a quienes se movilizaron durante más de cinco días, realizaron pintadas en casas de funcionarios provinciales y del propio juez del amparo, Víctor Hugo Sodero Nievas. Durante esa jornada, ante la presencia crítica del dirigente político Omar Lehner, intercambiaron duros términos con él e increparon a algunos periodistas.

Representantes de la empresa del magnate inglés se reunieron con el gobernador


Comentarios


Saiz respaldó a Lago Escondido