Salvador y Pelourinho, el hogar

Salvador, fundada en 1549 por Tomé de Sousa, se convirtió rápidamente en la ciudad con mayor actividad comercial de Brasil y en la primera capital colonial, centro de la industria del azúcar y de la trata de esclavos. Está ubicada en la costa noreste de Brasil, delimitada por paradisíacas playas, con una población de casi 3 millones y medio habitantes, de los cuales el 80% es de raza negra.

Según el libro Guinness, aquí se realiza la mayor fiesta popular del mundo, el Carnaval de Salvador.

Llegar a una ciudad donde hay más carteles publicitarios de músicos que de celulares es algo por demás llamativo. La música está en todas las calles, en los bares y en las playas.

Lo afro está presente en las religiones como el candomblé, en las comidas, la colorida vestimenta, las paredes, la danza y sobre todo en la música.

Se trata de una ciudad llena de actividad, de altos y modernos edificios, de gran atractivo turístico y poseedora de un rico patrimonio cultural. Aún así enfrenta graves problemas sociales, de exclusión, de marginalidad, de pobreza. Más de un tercio de la población vive en barrios pobres. Pelourinho es uno de ellos.

Declarado Patrimonio de la humanidad, el Pelourinho guarda el mayor conjunto arquitectónico barroco de América. En sus estrechas calles empedradas se multiplican los sonidos de tambores. En este barrio están las escuelas de capoeira, en este barrio vivió Jorge Amado. Pelourinho es el centro cultural de la ciudad. Pelourinho es el barrio de Olodum.


Comentarios


Salvador y Pelourinho, el hogar