Salvatori respalda la creación de Enarsa

El senador nacional del MPN señaló que mantiene algunas objeciones al proyecto en lo relacionado con el negocio eléctrico y del gas, pero recalcó la importancia de esta iniciativa nacional.

El senador Pedro Salvatori dio su apoyo al proyecto del Ejecutivo, aunque mantuvo reservas sobre algunos de sus puntos.

NEUQUEN (AN).- La creación de la empresa estatal nacional Energía Argentina Sociedad Anónima, Enarsa, comenzó a recibir apoyos desde Neuquén, pese a la inicial desconfianza que había despertado ese proyecto del gobierno de Néstor Kirchner. El senador neuquino Pedro Salvatori expresó su apoyo a la constitución de Enarsa en virtud de la "importante" función que puede desempeñar esa firma en el mercado latinoamericano a través de las "unidades de gestión" que pueda formalizar con sus similares de Brasil, Petrobras, y de Venezuela, PdVSA.

Salvatori dijo además que ese papel "no se contradice con los intereses provinciales en la medida en que no objete áreas que ya están concedidas" ni se involucre en las que se licitarán en el futuro, de acuerdo con los mecanismos constitucionales previstos.

En este punto, el senador nacional definió un ámbito de acción en el cual Enarsa no debería entrar: el programa de licitaciones de áreas hidrocarburíferas secundarias -revertidas- que encara el gobierno neuquino. Además, Salvatori dijo que en el proyecto en estudio "falta que se respeten los marcos eléctrico y del gas" en lo relastivo a la segmentación en tres unidades de negocios: producción, distribución y transporte. Recordó que cuando se comenzó a discutir el proyecto de ley, "estábamos de acuerdo" porque se trataba de una propuesta de incursión del Estado nacional en "un área tan sensible y estratégica como es la producción de energía, tanto eléctrica como hidrocarburífera o alternativas". Sin embargo, se habían planteado dudas entre los legisladores representantes de provincias productoras respecto a la cesión de las áreas, en especial de la plataforma submarina para realizar explotación mar adentro. También se apuntaron algunas inquietudes respecto al manejo del paquete accionario de Enarsa. En efecto, el 53% de las acciones será del Estado nacional y hasta el 12% podrá ser adquirido por las jurisdicciones provinciales que las suscriban. El 35% restante se podrá ofrecer públicamente, según el proyecto discutido en el Senado. Salvatori aludió a la introducción de modificaciones en el proyecto original que "facilita el tratamiento" del nuevo texto. Pero "lo único que faltaría es que se respete el marco eléctrico y del gas". Aun sin declaraciones oficiales del gobierno neuquino, en un medio de comunicación porteño, se reprodujo una mención del mandatario provincial, Jorge Sobisch, respecto de Enarsa. Según "Ambito financiero", en su edición de ayer, el gobernador Sobisch dijo textualmente: "Estoy en contra de Enarsa. Si las privatizadas no fueron controladas es por la inutilidad de los controladores, su inmoralidad y su burocracia". Semanas atrás, el ex subsecretario de Energía de la provincia y actual asesor ad honórem del directorio de Enarsa, Rubén Etcheverry, había anunciado que la firma estatal podría participar de las licitaciones de áreas marginales. Para Etcheverry, no se trata de crear "una nueva empresa con privilegios, sino una adecuada a las reglamentaciones vigentes, que pueda operar en los negocios de exploración, explotación y distribución" de hidrocarburos. El interés de participar en actividades exploratorias "desde ya está en los planes" de Enarsa, anticipó Etcheverry, y se refirió a la caída de las reservas en la cuenca neuquina -sobre todo en gas- por la retracción de la inversión en exploración desde hace al menos tres años y al aumento de la demanda nacional e internacional del fluido.


Comentarios


Salvatori respalda la creación de Enarsa