San Lorenzo, atado a las promesas




Jonathan Bottinelli no volvió a las prácticas. ¿Seguirá?

San Lorenzo, paralizado por la incertidumbre de su severa crisis política, cumplió ayer con la tercera práctica luego de las vacaciones con ausencias repetidas y la novedad de un paro de empleados en la Ciudad Deportiva, que obligó a los propios futbolistas a preparar la ropa y elementos de trabajo. Utileros y empleados de la lavandería del club cumplieron una jornada con retención de tareas por salarios atrasados, lo que aumentó el malestar del cuerpo técnico y los jugadores ante el clima anárquico que vive la institución. Envuelto en rumores de renuncia del presidente, Carlos Abdo, y con la Comisión Directiva fracturada, San Lorenzo aguarda definiciones dirigenciales para avanzar en la definición del nuevo plantel y la pretemporada. En cuanto a lo futbolístico, el delantero Juan Manuel Salgueiro y los defensores Pablo Alvarado y Jonathan Bottinelli volvieron a faltar al entrenamiento. Salgueiro, con un año más de contrato, no quiere continuar en el club y podría regresar a la Liga de Quito, aunque la posibilidad de un enroque con Carlos Luna perdió fuerza en las últimas horas. Alvarado espera el llamado de la directiva para firmar su nuevo contrato, al igual que Leandro Romagnoli y Walter Kannemann, quienes trabajan junto al plantel. De palabra, Marcelo Tinelli tiene acordado a la llegada de Gonzalo Rodríguez, Franco Jara y Corvalán (que ira a Racing). Lo de Stracqualursi está avanzado pero hoy en stand by. Por su parte, Nahuel Benítez ira a Olimpo junto con el arquero Nereo Champagne. Desde Bahía Blanca lo reemplazará Ibáñez que se sumaría al Ciclón. Eso sí, todo esto recién la semana que viene. Mientras tanto, San Lorenzo tiene que seguir esperando y que a Tinelli no lo harten las internas del club.


Comentarios


San Lorenzo, atado a las promesas