San Lorenzo manda en soledad

Por la sexta, venció a Villa Congreso.

PATAGONES (AV).- San Lorenzo de barrio Lindo le ganó a Villa Congreso por 2 a 1 y se convirtió en el único puntero del torneo Oficial de la Liga Rionegrina de Fútbol, al completarse ayer la sexta fecha.

El conjunto "santo" aprovechó el empate de Sol de Mayo, el sábado; y su buen funcionamiento de ayer para mandar en soledad.

Con la presencia de René Huircapán y Pedro de la Fuente ganó la lucha en la mitad de la cancha y a partir del manejo de Hernán Trejo, Oscar Liendaf y Jorge Galiano tuvo las mejores oportunidades para anotar.

En la primera parte del encuentro se puso en ventaja con una conquista de Liendaf y en el complemento aumentó la diferencia con Pablo Huaiquinao.

Con la diferencia a su favor tenía el partido controlado, aunque las expulsiones de Cristian Taborda, en el local; y de Ariel Quevedo, en la visita, y la posterior de Gustavo Echarren, también en el "rojo"; hicieron que se generaran muchos espacios.

San Lorenzo no se cuidó, buscó siempre y Villa aprovechó para llegar de contragolpe con las estocadas de Alberto Cardozo.

A 8 minutos del final Pedro De la Fuente le cometió infracción en el área a Gastón Cellerino y el penal fue convertido por Miguel Salazar para ponerle incertidumbre al resultado.

Pero con poco resto físico Villa no pudo hacer más y frenar la trepada de los "santos" a lo más alto de la tabla de posiciones.

Santo salió de perdedor

VIEDMA (AV).- Santo Fútbol Club salió de perdedor. Como local pudo superar a Guardia Mitre por 2 a 1, en un buen partido que se disputó en la cancha de Sol de Mayo.

Los "canarios" cortaron una racha adversa de tres partidos, un empate y dos derrotas, y se metieron en la pelea por las posiciones intermedias junto a Sol de Mayo y Jorge Newbery.

Dentro de un trámite parejo, el local sacó ventaja por el trabajo de su línea de volantes que le permitió recuperar la pelota con claridad.

En este punto fueron importantes la entrega de Sergio San Martín Ibáñez y el buen juego a partir de la pegada de Hugo Millaguán y la peligrosidad que mostraron en los últimos metros Germán Miller y Jorge Pichumán.

A Santo se le simplificó el partido porque apenas se habían jugado dos minutos cuando llegó al gol a través de Hugo Millaguán.

Además, no se desesperó después de la igualdad del experimentado Juan Lazarte, poco antes de la primera media hora de juego.

En la segunda mitad, el conjunto viedmense fue amplio dominador y el arquero rival Danilo Vega tuvo mucho trabajo.

Y cuando la igualdad parecía inmodificable Miller intentó superar el último esfuerzo del golero y recibió la infracción que le permitió a Pichumán, desde el punto del penal, sacar el partido adelante.

La victoria fue ruidosamente festejada por la parcialidad "aurinegra" porque le permitió subir en la tabla y también aleja algunos fantasmas que condicionaron el trabajo del entrenador Juan Millaguán en los últimos días.


Comentarios


San Lorenzo manda en soledad