San Lorenzo no tuvo problemas

Superó a Argentinos, pero no se repone de la caída ante Boca.





BUENOS AIRES (Télam).- Privado de toda esperanza de luchar por algo importante, San Lorenzo cumplió con uno de los últimos compromisos del 2000 y venció a Argentinos Juniors por 2-1 en el “Nuevo Gasómetro”, antes unos 8 mil espectadores, aproximadamente.

Guillermo Franco y Bernardo Romeo, dos de las principales figuras del discreto partido, marcaron los goles del equipo de Oscar Ruggeri, que lució desmotivado tras el último golpe sufrido el pasado domingo cuando perdió ante Boca Juniors.

En tanto Carlos Yaqué descontó para Argentinos, cuya urgencia pasa por sumar puntos para escaparle al descenso.

San Lorenzo, ajeno a la emotiva definición del Apertura por su inconstancia futbolística, sumó 33 puntos y permanece en el quinto lugar, mientras que los dirigidos por Sergio Batista continúan con 14 puntos.

La ventaja parcial de dos goles que tomó el conjunto local en el primer tiempo, pareció exagerada por lo visto en el campo, ya que el desarrollo se centró en la mitad de la cancha, donde prevaleció la lucha por sobre el juego.

San Lorenzo fue levemente superior a partir de la buena tarea de Franco -abrió el marcador a los 22 minutos con un cabezazo- y algunas esporádicas apariciones del hábil Wálter Erviti y Bernardo Romeo, quien aumentó a los 45’ con una exquisita definición por encima del arquero uruguayo Robert Siboldi.

Argentinos, en tanto, sintió en su estructura la ausencia de Zermattén -se fue lesionado- y la poca participación de Federico Insúa, eliminado por la marca personal de Pablo Michelini.

Recién en el complemento el equipo de Batista insinuó una tímida reacción, que favorecida por la parsimonia “azulgrana” le permitió descontar a los 6 minutos por intermedio de Yaqué.

Sin embargo, el escaso repertorio futbolístico del “Bicho” quedó agotado en ese preciso instante y San Lorenzo, decidido a aguantar y lastimar de contraataque, se quedó con la última victoria como local del año.

Ruggeri está muy resignado

Conforme por la victoria de ayer pero con la resignación de no contar con chances en el campeonato, Oscar Ruggeri señaló que es difícil la situación que se vive, a la vez que remarcó que “no le puse el revólver a nadie para que se me firmara el contrato”.

“Es difícil la situación porque no es que la estamos viviendo ahora. Cuando todavía teníamos posibilidades en el campeonato. No es lo ideal para un club y espero que se solucione”, dijo.


Comentarios


San Lorenzo no tuvo problemas