San Lorenzo sube, pero se va insultado

Con gol de Romeo, le ganó sin brillar a Almagro, que sigue sin levantar cabeza.



BUENOS AIRES (Télam).- Sin lucir, con lo justo, pero sin pasar sobresaltos, San Lorenzo venció a Almagro por 1-0, en encuentro correspondiente a la quinta fecha del torneo Clausura.

Sobre el final del partido, la hinchada del “Ciclón” volvió a insultar a su equipo, al igual que el jueves frente a Deportes Concepción, por la Libertadores.

Y además de los insultos, la hinchada tomó partido al exigirle a los jugadores que vuelvan a concentrarse, entonando además cánticos amenazantes con vistas al clásico con Huracán de la próxima semana.

Por su parte, los jugadores, encabezados por Leonardo Rodríguez, se retiraron sin saludar a los hinchas.

Con este resultado, los de Boedo alcanzaron las 10 unidades, en tanto que Almagro se mantiene en la última posición con 2 puntos.

Desde el inicio, San Lorenzo se adueñó del desarrollo del partido con una mayor presencia de sus volantes y con las subidas de Eduardo Tuzzio.

Almagro solamente podía salir de su campo con las proyecciones de Brahaman Sinisterra.

Sin embargo, a los 28, tras un córner de Leonardo Rodríguez, Fabricio Coloccini la bajó de cabeza para el oportuno Bernardo Romeo, quien de derecha en el borde del área chica le pegó al palo izquierdo para colocar en ventaja al equipo del chileno Manuel Pellegrini.

Pese a que Almagro trataba de desnivelar a su rival no podía crear situaciones, porque Maximiliano Bevacqua estaba aislado y los volantes del elenco de José Ingenieros estaban más preocupados por contener a Rodríguez que por atacar.

El “Ciclón” se apoyaba en la claridad del creador, en el esfuerzo de Romeo para inquietar a los defensores y en la solidez defensiva de Coloccini.

A los 34, San Lorenzo pudo haber liquidado el partido pero el remate de Rodríguez rebotó en el palo izquierdo del arquero Damián Grosso.

En el final, Almagro se adueñó del desarrollo, pero nunca logró inquietar a su rival debido a la falta de recursos ofensivos.

En el cierre, la hinchada de San Lorenzo se dedicó a insultar a su equipo, reclamándole más actitud y reprochándole la decisión de no concentrarse hasta que los dirigentes les paguen parte del dinero adeudado.

Pese a los problemas internos, el equipo se mantiene cerca de la punta del torneo; en tanto que Almagro no logra salir del fondo.

Pellegrini no renuncia

El entrenador de San Lorenzo, Manuel Pellegrini, negó que haya pensado en renunciar a su cargo ante la insistencia de sus dirigidos en no concentrarse y advirtió que “si las cosas no se resuelven, el único perjudicado es el equipo”.

Con todo, el técnico chileno se mostró enigmático al ser consultado sobre si dará un paso al costado en caso de que el próximo fin de semana, antes del clásico con Huracán, el plantel decida nuevamente no concentrarse, como ocurrió el miércoles.

“Esas son cosas -refirió- que manejamos internamente con los jugadores. No aventuremos, no aventuremos…”.

Pellegrini se encargó de dejar bien en claro que no está de acuerdo con la postura de sus dirigidos al señalar que le parece “demasiado que ni siquiera se hayan juntado a almorzar”.

“Esa es una ventaja muy importante para el rival”, agregó, en una improvisada rueda de prensa en la que se lo vio entre serio y preocupado pese al triunfo 1-0 conseguido por su equipo, que comparte el segundo puesto en el Clausura junto a Colón de Santa Fe, a tres puntos del líder Ríver Plate.

Según informaciones periodísticas, Pellegrini no está dispuesto a tolerar una nueva negativa de sus jugadores a concentrarse.


Comentarios


San Lorenzo sube, pero se va insultado