San Lorenzo va por el título sin tocar el equipo




Pellegrini está tranquilo porque podrá jugar Erviti. Saldrá la misma formación que le ganó a Argentinos.

BUENOS AIRES (DyN) - San Lorenzo buscará el título de campeón del torneo Clausura mañana ante Unión con la misma alineación que arrancó en la victoria ante Argentinos Juniors, al confirmarse ayer que estará en condiciones de ser de la partida el volante Wálter Daniel Erviti.

Durante la práctica de ayer por la mañana el marplatense realizó una serie de ejercicios diferenciados y apartado del grupo principal, debido a la contractura que presentaba en el muslo de la pierna izquierda, pero el cuerpo médico estimó que llegará en condiciones al decisivo encuentro de mañana.

De tal modo, de no haber novedades de peso en la práctica de hoy por la mañana, la última antes del cotejo, San Lorenzo saldrá a la cancha con Sebastián Saja; Juan José Serrizuela, Horacio Ameli (seguirá habilitado por el artículo 225), Fabricio Coloccini, Aldo Paredes; Eduardo Tuzzio, Pablo Michelini, Wálter Daniel Erviti, Leandro Atilio Romagnoli; Raúl Estévez y Bernardo Daniel Romeo.

En el banco de relevos estarán Gustavo Campagnuolo, Lucas Pusineri, Leonardo Rodríguez, Jorge Quinteros y Washington Sebastián Abreu y también estarán concentrados, a la espera de cubrir cualquier eventualidad, los jugadores Guillermo Franco y Claudio Morel Rodríguez.

La novedad de ayer fue que se agotaron las 30 mil entradas vendidas con antelación en la sede de avenida La Plata, en la Ciudad Deportiva y en la Galería Jardín, del centro porteño, lo que deja únicamente en la vía de la reventa la posibilidad de los hinchas azulgranas de conseguir todavía un lugar en el "Nuevo Gasómetro".

Los dirigentes, ante la inusitada proyección de la preventa, estiman que mañana se producirá una recaudación del orden de los 550 mil o 600 mil pesos.

San Lorenzo se coronará campeón del Clausura con apenas empatar como local ante Unión y hasta perdiendo siempre y cuando Ríver Plate, su escolta, no consiga ganar su partido ante Lanús en el estadio "Monumental".

Todos los esfuerzos del entrenador, el chileno Manuel Pellegrini, apuntaron a que el equipo no se distendiera anticipadamente ante el turbulento clima de festejo que rodeó al plantel en la práctica, presenciada por gran cantidad de espectadores.

"Es algo que vamos a tener que superar nosotros, porque ya se ve que la ansiedad de la gente va a rebalsar en la cancha. Tendremos que jugar con la misma seguridad y tranquilidad de los últimos partidos, porque de no hacerlo así podríamos llegar a tener problemas", confió el arquero Sebastián Saja.

Con calma y mucho equilibrio

El entrenador Manuel Pellegrini dijo que el partido de mañana lo espera con la calma y el equilibrio que lo caracteriza: "Vamos a hablar con los jugadores, porque el clima y la presión lo vamos a sentir todos pero tendremos que recurrir a la experiencia y la madurez para soportarlo".

Mientras que el delantero, Raúl Estévez, expresó: "Hay que trabajar con la misma humildad hasta el final. Vivimos una semana especial porque se está por dar algo que venimos buscando. Tenemos que tener los pies sobre la tierra, respetar a Unión y a Ríver".

El volante Pablo Michelini se refirió a la mística que tiene el plantel de los santos. "La imagen que dieron Leo Rodríguez, Abreu y Campagnuolo, escuchando el partido de Huracán y Ríver por radio sin que ellos sean titulares, es el símbolo y el reflejo de algo fundamental que se dio en esta campaña y que es la unión del grupo".

Hinchas felices y cancha llena

Un estadio completo recibirá mañana a San Lorenzo cuando salte al césped para enfrentar a Unión, ante quien puede consagrarse campeón del Clausura.

Los hinchas eufóricos agotaron ayer las más de 30.000 entradas puestas a la venta por la dirigencia, que espera una recaudación récord ante la posibilidad de que el equipo dé la primera vuelta olímpica en el Nuevo Gasómetro.

Poco antes de las 14 se informó que no quedaban más entradas, una noticia que provocó el enojo de los cientos de simpatizantes que pugnaban por conseguir su ticket sin apelar a los revendedores que se ubicaron en la zona y que elevaron los costos hasta cien pesos.

Los dirigentes analizan la posibilidad de que si el equipo se consagra campeón mañana festeje el título con un partido amistoso que se disputaría el sábado ante Rosario Central.

La recaudación obtenida en el encuentro será destinada a pagar el premio de 2 millones de pesos prometidos en caso de obtener el título local.

El último torneo que ganó San Lorenzo fue en 1995, cuando también en la fecha definitoria venció 1-0 como visitante a Central y aprovechó la derrota sufrida por Gimnasia de La Plata, el otro equipo aspirante al título.


Comentarios


San Lorenzo va por el título sin tocar el equipo