San Martín de los Andes está en riesgo de colapso

El secretario de Hacienda advirtió que si no toman medidas en agosto no podrán pagar.



SAN MARTIN DE LOS ANDES (ASM).- Un municipio caro y desquiciado en sus cuentas, que obliga a drásticas medidas y a un gran acuerdo político y social para evitar el colapso inminente. Este diagnóstico, poco más o menos, decantó de la presencia del secretario de Hacienda en el Deliberante. La consecuencia inmediata será una casi segura reducción de salarios.

Horacio Raguso defendió ante los concejales el proyecto de Presupuesto 2000, que consagra un recorte de 1.300.000 pesos en las cuentas de gastos de personal respecto del detalle de ingresos y egresos aprobado en 1998 y prorrogado hasta el presente.

Entre los concejales no faltaron las referencias a la gestión de Luz Sapag, que dejó la pesada herencia que hoy enfrenta la administración de Schroh, y el propio secretario de Hacienda hizo su mea culpa en ese sentido, ya que acompañó a la hoy legisladora provincial en el último año de su gobierno.

"El año pasado ya advertíamos que esto se iba al diablo... pero tal vez no lo dije porque no quería ganar protagonismo en medio de la campaña electoral", dijo Raguso y agregó: "podemos buscar responsables, podemos echarnos culpas... pero eso no va a cambiar los números".

Y los números dicen que la municipalidad tiene un déficit operativo mensual que supera los 120.000 dólares, una deuda por más de 1.500.000, y una estrechez de ingresos que se da de bruces contra el sobredimensionamiento de la planta, que afecta más del 80% de los recursos para el pago de salarios.

Raguso, en una introducción que tuvo fuerte componente político, también comparó datos para graficar el desquicio: los habitantes de la ciudad de Neuquén pagan 144 pesos per cápita al año para pagar los salarios del personal municipal; en San Martín de los Andes esa cuenta se eleva a 270 pesos por persona por año. "Esto es inviable", sentenció.

"En el municipio sobran 150 personas. Decirlo así es un horror por las implicancias sociales que esto tiene... pero es la realidad", continuó sin ambages el secretario de Hacienda.

En ese contexto, dijo que "hemos presentado un proyecto de Presupuesto realista y posible", pero ahora será el Deliberante el que deberá resolver su aprobación. Como se apuntó, el Presupuesto 2000 establece una drástica disminución de los gastos en personal. Las medidas son la reducción de una hora de trabajo para los 413 empleados con el ahorro equivalente un año, más una ya aprobada quita del 10% de los salarios de los funcionarios políticos.

Se estima que el impacto sobre los sueldos de los empleados estará en el orden del 12 al 15% de sus ingresos. Pero al mismo tiempo, Raguso dijo que medidas de este tipo no servirán si no se aprovecha la emergencia para preparar argumentos y pelear por una nueva y más equitativa coparticipación, poner en marcha programas de retiro, reformular el aparato estatal y mejorar los índices de recaudación.

Raguso exhortó a formular un gran acuerdo político y social que permita implementar de manera consensuada esas medidas. Por lo pronto y si bien hubo contactos individuales entre los secretarios comunales y los empleados de sus respectivas áreas, los municipales aguardan que el intendente les plantee en concreto la necesidad y alcances del ajuste. Por lo que se dijo en la sesión del Concejo ayer, los trabajadores no parecen permeables a un recorte de salarios que afecte a las categorías más bajas.

Problemas en cinco meses

SAN MARTIN DE LOS ANDES (ASM).- Varios de los ediles no dudaron en responsabilizar a la gestión de Luz Sapag por los desaguisados que ponen en riesgo de colapso al municipio. El propio Raguso dijo que si no se toman las medidas correctivas, en agosto o septiembre no se podrán pagar los sueldos.

A la hora de explicar las razones, el funcionario se refirió a las "externalidades", que debió asumir San Martín de los Andes como compromiso político de la anterior gestión.

Así, dijo que la comuna comenzó a hacerse cargo de gastos en salud, en educación, en seguridad, y sobre todo en acción social y empleo; materias que por su naturaleza deberían tener el auxilio de la Nación o la provincia. Ese cuadro "nos llevó a destinar recursos que devienen de las tasas, y las tasas están en relación directa al servicio que se presta".


Comentarios


San Martín de los Andes está en riesgo de colapso