Sangriento atentado contra turistas en Turquía

Hubo 5 muertos y 13 heridos.



Por lo menos cinco personas murieron y 13 resultaron heridas ayer en una explosión a bordo de un minibús en el balneario de Kusadasi, en el mar Egeo, calificada por el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, como un “ataque terrorista”.

Entre los cinco muertos se encuentran dos mujeres turistas, una irlandesa y una británica, y tres turcos.

La irlandesa fue identificada como Tana Whalen, de 17 años, y, según la agencia turca Anatolia, la británica se llamaba Helen Pallhall.

Cinco turistas británicos, uno de ellos adolescente, resultaron gravemente heridos en el atentado, precisó por su parte un portavoz del Foreign Office (ministerio de Relaciones Exteriores británico) en Londres.

Este ataque se produce menos de una semana después de otro que fue reivindicado por separatistas kurdos en la ciudad cercana de Cesme. El primer ministro turco calificó esta acción de “ataque terrorista”. “Presento mis condolencias a las familias de los muertos en este ataque terrorista”, declaró Erdogan a la prensa de Estambul.

“Invitamos a quienes están implicados en el terrorismo a que den muestras de humanidad”, matizó. “El gobierno tomará evidentemente las medidas necesarias” tras este atentado, añadió Erdogan.

Responsables británicos e irlandeses también denunciaron el hecho. “Condenamos este acto repugnante que ha arruinado las vidas de mucha gente inocente”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores británico, Jack Straw.

Su homólogo irlandés Dermot Ahern afirmó que “no hay justificación alguna para esta atrocidad”.

El subgobernador de Kusadasi Ali Baris, que inicialmente mencionó la posibilidad de que se tratara de un ataque suicida perpetrado por una mujer kamikaze, dijo a la agencia Anatolia más tarde que esa hipótesis se había debilitado. “No podemos decir con certeza cómo fue llevado a cabo el atentado”, dijo Baris. “La investigación continúa”, añadió.

La explosión tuvo lugar sobre las 10H30 locales (07H30 GMT) en un minibús que transportaba turistas del centro de Kusadasi (oeste) a una playa cercana, según la agencia Anatolia.

Este atentado se produce una semana después de otro ataque en Cesme, una ciudad turística cercana, que causó 20 heridos y que fue reivindicado por un grupo armado kurdo, Los Halcones de la Libertad de Kurdistán.

A finales del pasado mes de abril, otro atentado reivindicado por el mismo grupo causó la muerte a un policía e hirió a otros cuatro en la misma localidad turística de Kusadasi.

La espiral de violencia de la que Turquía pensaba haberse librado después del fin de la guerra de guerrillas contra los extremistas kurdos (1984-99) vuelve a ponerse en marcha. Por primera vez en seis años miembros del PKK secuestraron de nuevo a un soldado que iba a visitar a sus padres en la zona del Mar Negro. Cuando hoy estalló un autobús en la localidad turística de Kusadasi, desde la provincia este de Tunceli llegaba la noticia de que el Ejército volvía a enfrentarse con miembros del PKK en la búsqueda del soldado.

La aparente transformación del PKK en una fuerza política no violenta sólo ocurrió sobre el papel. Lo único que ha cambiado es la estrategia del terrorismo, tal como demuestran los ataques de las últimas semanas y meses.

Mientras que el PKK perseguía una política de victoria militar durante la época de la guerrilla, ahora sus integrantes amplían el alcance de sus actos. (AP/AFP/DPA)


Comentarios


Sangriento atentado contra turistas en Turquía