Santiago: traslado por seguridad



SANTIAGO DEL ESTERO (Télam).- Para preservar su seguridad, dos policías procesados por el denominado doble crimen de La Dársena fueron trasladados al Penal de Varones de Santiago del Estero, tras permanecer alojados durante varios meses en comisarías de la capital santiagueña.

Se trata de los policías Pablo Gómez y Francisco Mattar, que tras un motín ocurrido en la unidad carcelaria de avenida Alsina 850, fueron reubicados en dependencias policiales, ante el temor de que fueran víctimas de ataques.

La medida se adoptó cuando un recluso, que cumple una condena por robo calificado, denunció que el motín ocurrido en la cárcel, a los pocos días de asumir el interventor federal Pablo Lanusse, estuvo "planificado" para asesinar a los policías Gómez y Mattar.

"Todo estaba planificado para que un grupo de reclusos, que horas antes recibieron y consumieron drogas y alcohol, asesinaran a los policías Gómez y Mattar, para que el caso cierre con ellos dos, nada más", denunció Fabián Ledesma.

El preso, que cumple en la cárcel de Chaco una condena a 11 años de prisión por el asalto a un transporte de caudales, aseguró que "el motín estuvo planificado por el poder político y económico".

"La orden era asesinar a Mattar y Gómez, no así al otro policía, (Héctor) Albarracín y al carnicero (José Patricio) Llugdar, quienes durante el motín fueron llevados a la parte delantera de la prisión, mientras los otros acusados quedaron atrapados atrás y se salvaron de milagro", precisó Ledesma.


Comentarios


Santiago: traslado por seguridad