Sapag dice que no negociará la deuda de YPF

Respondió a las denuncias de ATE que indicaban que incluiría las multas a la petrolera en la discusión por la prórroga





NEUQUÉN (AN).- El gobernador Jorge Sapag aseguró ayer que en el contexto de la negociación para la prórroga de los contratos petroleros no se le condonará la millonaria deuda que la petrolera YPF mantiene con la provincia. El mandatario explicó que la provincia va a «cobrarle esos 74.000.000 de pesos que deben» y agregó: «estamos controlando el abastecimiento de combustibles en toda la provincia».

Sapag contestó de esta forma a la acusación que el jueves realizó el gremio ATE a través de un comunicado en el que daban cuenta de que la renegociación de los contratos petroleros de la firma YPF incluiría la condonación de una serie de deudas que la empresa tiene con el gobierno provincial y que alcanzan los 74.000.000 de pesos.

«La renegociación no incluye la deuda que YPF tiene», aseguró el gobernador y agregó que «son temas independientes y renegociar los contratos no implica dejar de lado esas deudas que son compromisos que la empresa efectivamente tiene con la provincia», sostuvo.

El mandatario arremetió contra el gremio que conduce Ernesto Contreras al indicar que «es una mentira que le perdonaremos a YPF lo que deben» y destacó que su gobierno cobrará «todos los compromisos que tienen».

Sapag explicó además que desde la cartera de Recursos Naturales que conduce Guillermo Coco se está intentando revertir el faltante de combustibles líquidos que afecta a gran parte del país y de la provincia.

 

Compra y venta

 

El mandatario indicó que «en algunas pequeñas localidades como Villa Pehuenia resolvimos comprar combustible y entregárselo a la estación de servicios que tiene el municipio porque no puede ser que en una provincia como la nuestra falten combustibles».

Y agregó que en la zona norte se está «hablando con las destilerías para que no falte el combustible más allá del efecto que tienen los cortes de rutas» del agro y los empresarios del transporte.

El miércoles pasado desde la Cámara de Expendedores de Combustibles de Río Negro y Neuquén se denunció la falta de controles por parte de la provincia en materia de abastecimiento y se reclamó que desde el gobierno se inste a las refinerías para que distribuyan las naftas que tengan acumuladas en sus tanques de reserva.

Al respecto Sapag explicó ayer que su gobierno está «en contacto con ellos para garantizar que las estaciones de servicios de la provincia estén bien abastecidas».

«Trabajamos para que los estacioneros tengan la certeza de que van a ser aprovisionado por las refinerías de la zona», sostuvo.

Los comerciantes del rubro se quejan de las limitaciones que les ponen a la hora de descargar el combustible a sus tanques. No les entregan más que la cantidad comercializada en la misma época del año pasado, más un adicional de hasta el 6%, lo que no satisface la demanda.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Sapag dice que no negociará la deuda de YPF